Este lunes 24 de julio se conmemoran 234 años del nacimiento de Simón Bolívar, quien logró convertirse en un soldado inmortal por emancipar del yugo español a Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela, un hecho histórico por el que sería reconocido luego con el título de El Libertador.

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios y Blanco, nació el 24 de julio de 1783, cuando Venezuela era una Capitanía General del Reino de España.

Era el menor de cuatro hermanos del matrimonio entre dos blancos criollos, el coronel Juan Vicente Bolívar y Ponte y doña María de la Concepción.

Desde muy pequeño estuvo bajo el cuidado especial de la Negra Matea, esta cercanía con los esclavos despertó en él las ansias de libertad y de romper con las cadenas del yugo español.

Sus estudios transcurrieron entre los valles de Aragua y la ciudad de Caracas. Tuvo grandes maestros como José Antonio Negrete, Guillermo Pelgrón, el padre Andujar, Miguel José Sanz, Andrés Bello y Simón Rodríguez, este último lo introdujo al movimiento filosófico de la época en la que creció.

Con la edad de 16 año partió del suelo patrio y se instaló en Madrid España para continuar con sus estudios.Durante su estadía en el viejo continente conoció a María Teresa Rodríguez del Toro, con quien se casó el 26 de mayo de 1802.

Luego regresó a Venezuela, pero su matrimonio estuvo marcado por el infortunio, su joven esposa contrae fiebre amarilla y fallece en 1803. Este lamentable suceso destrozó el corazón del Padre de la Patria, y aunque tuvo grandes amores como el de Manuelita Sáenz, nunca más volvió a casarse.

Meses después de enviudar regresa a Europa y se instala en París, donde se reúne con su antiguo maestro Simón Rodríguez, quién lo llevó a Italia y delante del cual  juró en el Monte Sacro dar libertad a Hispanoamérica.

“Juro delante de usted, juro por el Dios de mis padres, juro por ellos, juro por mi honor y juro por mi patria, que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español”

En 1806,  regresa al país con la firme intención de lograr la independencia del imperio español y formar una gran confederación que uniera a todas las antiguas colonias españolas de América, para enfrentar el poderío de otras potencias imperialistas como Estados Unidos.

Más allá de que el reconocido Libertador de las Américas, Simón Bolívar, emancipó cinco naciones del dominio español, también era un hombre común y corriente, que pasó por una niñez y adolescencia como cualquier otro.

Las 24 horas del día no fue el hombre perfecto que muestran los libros. Hay datos precisos que exhiben una parte de él, poco conocida y quizá oculta por la misma sociedad que quiso mantenerlo como una especie de santo.

Por ello, a continuación presentamos 10 cosas de Bolívar que no conocías:

1. Brindis con San Martín

Se dice que cuando Bolívar conoció a José de San Martín, propuso un brindis y dijo: “Brindemos por los dos hombres más grandes de América: San Martín y yo“. San Martín fue un militar y político clave para la independencia de Argentina, Chile y Perú.

2. Le gustaban las hamacas

En el Diario de Bucaramanga, Perú de Lacroix indicó que al Libertador le gustaba mucho mecerse en hamaca o chinchorro y disfrutaba nadar en cuanto río o quebrada se le cruzara en el camino.

3. Su voz

Esa voz tipo la mole con la que identificas a Bolívar no es cierta. Edgar Ramírez no le hace justicia en su película. Según Francisco Herrera Luque, un novelista venezolano, la voz del Libertador era estridente pero chillona.

4. Imponía modas

Durante su estadía en Francia, Bolívar impuso la moda del “chapeau Bolívar”, un sombrero muy particular al que los franceses le colocaron ese nombre en su honor.

5. Su tristeza

Ese sentimiento de tristeza que llevó al Libertador a su juramento sobre el Monte Sacro vino después de la lectura de un libro llamado “Los sufrimientos del joven Werther”, que inspiraba a los jóvenes al suicidio.

6. No era bueno escribiendo

Según unas cartas escritas cuando era adolescente, Bolívar no era un buen escritor, de hecho redactaba muy mal, solo que con el tiempo después de tanta lectura logró aprender a dominar su pluma.

7. Ciudades en su nombre

En Estados Unidos hay 42 ciudades que llevan el nombre de Simón Bolívar, mientras en Venezuela tardaron en darle el valor que el Libertador merecía, reseña.

8. Submarino en su honor

Después de 1.040 misiones exitosas, el submarino nuclear estadounidense USS SIMÓN BOLÍVAR SSBN641 fue retirado en 1995 tras 32 años de haber sido lanzado al mar. Los mismos marinos fueron quienes eligieron el nombre por encima del de Alejandro Magno, Colón y Washington.

9. Primera ciudad

La primera ciudad con el nombre de Bolívar se fundó en Tennessee. Los habitantes de esa localidad escogieron el nombre porque para ellos era considerado un héroe, una especie de George Washington latino.

10. Miranda no le prestaba atención

Cuando Bolívar acompañó a Luis López y a Andrés Bello a entrevistarse con Francisco de Miranda en Inglaterra, este no le paró al Libertador, sino que quedó cautivado por la inteligencia de Bello.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente