Doce muertos y al menos 20 heridos dejó enfrentamiento entre bandas en el sector de Boca de Grita en la frontera del Táchira con Puerto Santander.

Ya es común este tipo de hechos en la línea limítrofe. Grupos irregulares siguen ganando terreno y mantienen una disputa por el control de ilícitos como el contrabando de gasolina, alimentos y el narcotráfico.

Habitantes del sector Boca de Grita confirmaron que escucharon una balacera y que al parecer en el enfrentamiento habría participado la banda delictiva denominada como Los Rastrojos.

No se conoce aún la identidad ni la nacionalidad de muertos y heridos, pues hay gran hermetismo con respecto a este hecho de sangre.

Se conoció que los heridos habrían sido trasladados a un centro asistencial en Puerto Santander en Colombia.

Por otro lado, trascendió que en el hecho también habría participado la policía neogranadina, cuerpo de seguridad que habría detenido a dos sujetos.

El diputado de la Asamblea Nacional Franklin Duarte al conocer la noticia se pronunció, repudiando este nuevo incidente que deja claro el accionar con total impunidad de estos grupos que controlan e imponen la ley en la zona de frontera.

«Los cuerpos de seguridad no actúan, no actúan con fuerza como lo establece nuestra Constitución y las leyes para combatir a estos grupos irregulares que operan en la frontera de Venezuela y el Táchira y que siguen dejando muertos», apuntó Duarte.

Dijo que desde el Parlamento están cansados de denunciar esta situación y los constantes enfrentamientos que ponen en riesgo la vida de miles de personas que a diario cruzan la línea limítrofe en busca de alimentos y medicinas.

Los habitantes del sector están atemorizados y el silencio impera en el lugar, pues el que hable puede conseguir la muerte.