En las últimas horas, miembros de la Policía Metropolitana de Cartagena, desplegaron operativos de verificación y control a establecimientos públicos, en diferentes zonas de la ciudad, aplicando 134 procedimientos de registros e identificación a personas y procediendo a la suspensión temporal de la actividad económica de una terraza y un billar, por incumplimiento a los horarios, y no contar con la documentación requerida para su funcionamiento.

En uno de estos controles, direccionados por el Capitán Jorge Rozo, Comandante de la Estación de Policía Los Caracoles, en el barrio Nelson Mandela, fue sorprendido un establecimiento abierto al público, una academia de billar, funcionando fuera del horario establecido, incumpliendo el Decreto 1223 de 2017, siendo aplicada medida de suspensión temporal de actividad, con un cierre por ocho días, previsto en el artículo 92, numeral 4, del Código Nacional de Policía y Convivencia.

Estos planes hacen parte de las denominadas Caravanas de la Seguridad, que garantizan el cumplimiento a los decretos generados desde la Alcaldía de Cartagena de Indias, previniendo riñas y lesiones personales, por el excesivo consumo de bebidas embriagantes, que posteriormente se trasladan a la vía pública, generando comportamientos contrarios a la convivencia.

Las más recientes Caravanas de la seguridad realizaron controles a establecimientos abiertos al público, en los barrios: San Francisco, 7 de agosto, La Esperanza, La Quinta, Perimetral, La Candelaria, Boston, Nelson Mandela, San Pedro Martí, El Educador, Socorro, Blas de Lezo y Los Caracoles.

En los primeros 20 días de 2019, integrantes de la Policía Metropolitana de Cartagena, aplicando el Código Nacional de Policía y Convivencia, han generado 12 suspensiones temporales de la actividad económica, contra establecimientos como terrazas, bares y discotecas.

Estos resultados operativos hacen parte de las estrategias para fortalecer la seguridad, prevenir y controlar el delito, en desarrollo del Plan de Choque: “Colombia Bicentenaria”. Seguridad con legalidad.