“Nos sentimos muy satisfechos con las cifras que registra el sistema de información de Camacol, Coordenada Urbana, que muestran que en 2018 en la región se vendieron 67.924 unidades de vivienda nueva, lo que se traduce en inversión de los hogares de $13,1 billones. La variación anual en las ventas con respecto a 2017 registró crecimientos de 14,5% en Bogotá y 22,2% en Cundinamarca”, explicó la gerente de Camacol Bogotá y Cundinamarca, Martha Moreno Mesa.

De estas unidades vendidas más de 42.000 corresponden al segmento VIS y más de 25.000 corresponden al segmento No VIS.

En materia de iniciaciones, el comportamiento también es positivo después de superar meses difíciles. El año pasado fueron iniciadas 55.883 unidades, lo que significa un dinamismo importante para la actividad en materia de generación de empleo y demanda de insumos. En cuanto a las variaciones anuales: las iniciaciones en Bogotá crecieron 2,3% y en Cundinamarca 1,7%.

“Estamos muy optimistas de que en 2019 la actividad en Bogotá y Cundinamarca seguirá está dinámica de fortalecimiento, y en esto ayudará mucho que es un año en el que esperemos que se consoliden importantes proyectos y se tomen determinaciones normativas claves para el futuro de Bogotá y la región, generando así mayor confianza para la inversión y para los hogares”, puntualizó la gerente de Camacol Bogotá y Cundinamarca.

Por último, la dirigente gremial invitó a los Bogotanos a beneficiarse del programa Mi Casa Ya Bogotá que, con subsidios distritales complementarios a los otorgados por el Gobierno Nacional pueden obtener subsidios hasta por $33 millones. “Bajo este programa se pueden beneficiar hogares con ingresos de hasta cuatro salarios mínimos que deseen adquirir vivienda social nueva. Actualmente el Distrito cuenta con una oferta de aproximadamente 2.300 cupos y una cobertura a la tasa de interés de 4 y 5 puntos porcentuales para VIS y VIP respectivamente”, concluyó Moreno Mesa.