“El 27 de octubre de 1994 la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó la ley que declara el Día Nacional del Escritor nicaragüense, el cual quedó establecido a celebrarse el 18 de enero en homenaje a la fecha del natalicio de Rubén Darío”.

Darío es uno de los bardos más grandes de los tantos que han nacido en nuestro maravilloso continente. Por su exquisita obra literaria Nicaragua es admirable ante la mirada del mundo, especialmente de los  aficionados de la formidable literatura.

En esta patria donde nació el innovador del habla castellana, el 2017 se convirtió en el año de historia y gloria para los escritores nicaragüenses, en especial para los galardonados. Tres fueron premiados internacionalmente: Silvio Vicente Páez Rodríguez (q.e.p.d.) por su obra “zona puerta” presentada bajo el seudónimo de Nazario peregrino, ‘fue el ganador del premio centroamericano de literatura Rogelio Sinán, en abril del 2017 Panamá’. Clara Isabel Alegría Vides más conocida como Claribel Alegría, (mayo, 1924- enero 2018) (q.e.p.d). Fue una admirable, escritora, poetisa, narradora y traductora, nicaragüense-salvadoreña. “En mayo del 2017 ganó el XXVI premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana de la Universidad Salamanca y Patrimonio Nacional de España”.

“Este premio reconoce el conjunto de la obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España”… Sergio Ramírez, quien en noviembre del 2017 obtuvo el Premio Miguel de Cervantes, considerado el máximo galardón en la literatura española. Ramírez es el primer escritor de Nicaragua y Centroamérica en recibir este fabuloso premio. “Este es un premio para Centroamérica, para nuestra cultura, para nuestra literatura”, le dijo Ramírez a BBC Mundo desde su casa en Managua… No todo escritor es triunfador, ni todo triunfador es escritor.

Los grandes exitosos en el campo de las letras se han entregado de corazón y alma para transformar en arte el “mundo propio y ajeno”, y durante el principio en la vocación de las letras muchos se burlaron de sus primeros escritos. Suele suceder que los familiares y vecinos son los principales en burlarse de lo que piensas, pero a un escritor nunca le llames loco, llámale loco al que no hace nada de nada, por nadie. Si te encanta narrar lo que sientes, piensas, vives y miras, hazlo, ignora el temor y bienvenido a este mundo de agradable aventura, de grata enseñanza y aprendizaje.

El escritor merece respeto y elogio, ellos transforman el mundo, de singular forma. Al escritor no se le elogia cuando gana premio, se le aplaude con honra leal. Al novel hay que darle una oportunidad de conocerlo y los medios de comunicación son los que deben ir adelante, apoyando al joven artista. Si un medio no auxilia el arte, merece ser clausurado.

Los escritores de renombre internacional tienen la ocupación de secundar a los principiantes, esa sería una obra de gloria, si no promueves el arte cultural, no amas tu Patria, la máxima responsabilidad del artista es cooperar con la superación de su discípulo. Felicidades a todos los apasionados del mundo extraordinario, al mundo literario. ¡Que viva la poesía, máxima clave del saber!.

Este escrito lo redacté  el 15 de enero del 2018 y fue publicado el 18 de enero del 2018 En el periódico LA PRENSA  de Nicaragua . (Actualizado el 17/01/19).

Por: Carlos Javier Jarquín
Carlos Javier Jarquin
Escritor y poeta