La vivienda digna será la gran apuesta del nuevo Plan Nacional de Desarrollo. Este fue uno de los mensajes que dejó el subdirector general sectorial del Departamento Nacional de Planeación, Rafael Puyana, uno de los conferencistas invitados. Dijo que “la meta es iniciar 520.000 unidades de viviendas nueva de interés social en el cuatrienio, hacer mejoras a 600,000 hogares y así disminuir el déficit cualitativo de vivienda”.

Por su parte, la codirectora del Banco de la República, Carolina Soto Losada y el director Ejecutivo de Estudios Económicos del Grupo Bolívar, Andrés Langebaek, coincidieron en sus análisis que 2019 continuará en la senda de recuperación económica del país, entre otros indicadores, por la recuperación de la confianza en la inversión. “Tenemos una proyección de 3,5% del PIB para este año impulsado por la industria, comercio y minería. Hay buenas expectativas del sector constructor, debido a las recientes cifras de empleo y venta de cemento, y esperamos que el licenciamiento jalone las cifras al cierre de este año. En materia de inversión, se proyecta un crecimiento entre el 4,5% y 5%”, dijo Soto.

Para la presidente ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, “luego de dos años de reducciones, 2019 tiene condiciones para prever una recuperación gradual. Hay riesgos tanto de mercado como exógenos, que se deben mitigar”. Dijo además que la construcción de vivienda social será un pilar importante para la recuperación, sin embargo, recordó la necesidad de generar un contexto favorable para los otros segmentos.

“Tras conocer los análisis de los expertos, podemos sentirnos tranquilos de las noticias positivas que hay para la economía y para el sector. Esto es muy importante para proyectar el desarrollo de la actividad edificadora en Bogotá y Cundinamarca, una región que representa cerca del 40% de la actividad en el país”, dijo la gerente de Camacol Bogotá y Cundinamarca, Martha Moreno Mesa.