Un terrorista suicida provocó la noche del lunes la muerte de 22 personas, entre ellas niños, al hacer explotar un artefacto de fabricación casera junto al estadio ManchesterArena, informó este martes la Policía de esa ciudad del norte de Inglaterra.

En el ataque, ocurrido sobre las 9:35 de la noche (hora local), al término de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande-, 59 personas resultaron con heridas de diversa consideración, precisó el jefe de Policía de Manchester, Ian Hopkins. “Puedo confirmar que hay niños entre los fallecidos”, indicó Hopkins en rueda de prensa.

El agente policial informó de que se trata de una investigación en marcha que busca establecer si el responsable del ataque “actuó solo o como parte de una red” terrorista. “El autor, puedo confirmar, murió en el Arena. Creemos que el atacante llevaba un artefacto explosivo improvisado que él detonó, causando esta atrocidad”, explicó Hopkins.

“Las familias y muchos jóvenes estaban disfrutando de un concierto en el Manchester Arena y perdieron la vida. Nuestros pensamientos están con las 22 víctimas que sabemos que han muerto, las 59 personas que resultaron heridas y sus seres queridos”, dijo. Al mismo tiempo, la ministra británica de Interior, Amber Rudd, calificó de “acto de barbarie” el atentado y señaló que ha sido un acto destinado a golpear a las personas “más vulnerables de nuestra sociedad” y provocar el “temor”, pero recalcó que no lo conseguirán.

“Esto es solo el principio”: Estado Islámico asume autoría del atentado

Un hombre encapuchado reivindicó el atentado de Manchester en nombre del Estado Islámico, al asegurar que “esto es solo el principio”, en un vídeo difundido por el experto marroquí en movimientos yihadistas Abdallah Rami.

En el vídeo, de solo 16 segundos, el hombre encapuchado, con la bandera negra del EI tras él, se expresa en inglés y señala que “los leones del Estado Islámico están empezando a atacar a todos los cruzados” (nombre que los yihadistas dan a los cristianos). El mensaje termina con su autor mostrando un cartel escrito a mano donde diceManchester 22-05-2017″, y seguido, en árabe, “Alahu Akbar” (Dios es grande).

https://youtu.be/0xf0_jzALco

“En nombre de Alah, el clemente y misericordioso, esto es solo el principio: los leones del Estado Islámico en Irak y Siria están comenzando sus ataques contra todos los cruzados. Alahu Akbar. Alahu Akbar”, recita el encapuchado. La autenticidad del vídeo aún no ha podido ser establecida con certeza y, por otro lado, se trata de un formato que el Estado Islámico no usa habitualmente para reclamar la autoría de ataques terroristas.

Niña de 8 años fue la primera víctima identificada

Una niña de 8 años y una joven de 18, ambas británicas, son las primeras víctimas mortales identificadas este martes del atentado suicida que mató a 22 personas anoche tras un concierto en Manchester de la cantante Ariana Grande.

La niña Saffie Rose Roussos había asistido al concierto en el Manchester Arena con su madre, Lisa Roussos, cuando un terrorista hizo estallar un artefacto de fabricación casera, según han confirmado las autoridades del condado de Lancashire, al norte de Inglaterra. El director de la escuela primaria a la que asistía la menor, Chris Upton, la describió como “simplemente una maravillosa niña pequeña”.

“La quería todo el mundo. Su calidez y amabilidad se recordarán con cariño. Saffie era callada y modesta, con un toque creativo”, dijo Upton, que describió la muerte de la niña como una “tremenda conmoción”. La segunda víctima identificada es Georgina Callender, una estudiante de 18 años que asistía al centro de educación superior Runshaw College en Leyland, al noroeste de Manchester.

“Nuestro más sentido pésame, pensamientos y plegarias se dirigen hacia la familia de Georigina, sus amigos y todos aquellos afectados por esta pérdida”, afirmó un portavoz del centro educativo. El diario local “Manchester Evening News” ha recaudado cerca de 230.000 euros en una campaña a través de internet para ayudar a la familia de Callander.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente