Foto cortesía, Mezquita atacada en Egipto.

Mientras decenas de personas se encontraban en el día consagrado a la oración en el Islam, fueron sorprendidos con una acción terrorista que por lo sucedido puede ser considerada la más sangrienta en la historia de ese país.

El artefacto explosivo lanzado contra el templo musulmán Al Raudá dejó 235 heridos y por lo menos 125 heridos se han registrado en el balance parcial emitido por fuentes de seguridad.

El diario digital Al Ahram informó que al mediodía los terroristas provocaron la explosión de una bomba en la mezquita y abrieron fuego de forma indiscriminada contra los feligreses que emprendieron la huida tras el estallido.

Decenas de personas fueron llevadas a los hospitales ubicados en la zona, tanto civiles como militares que custodiaban la localidad del norte del Sinaí.

El comité de seguridad está reunido con el presidente de Egipto, el mariscal Abdelfatá al Sisi y han declarado tres días de duelo nacional, según el informe desde el sitio del encuentro, entregado por la cadena británica BBC.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente