Levantamiento cádaver CTI de la Fiscalía. Foto cortesía.
Levantamiento cádaver CTI de la Fiscalía. Foto cortesía.

En la madrugada del 1 de enero se registraron los primeros casos de muertes violentas en la ciudad de Cartagena, de los cuales se destacan dos con armas de fuego y uno con arma corto punzante.

“Llevamos el registro de tres casos de homicidios, uno de ellos en el corregimiento de La Boquilla, en una riña, donde un menor de edad con arma blanca agrede a otro menor de edad casi en su misma edad, 15 años. Éste joven causa la muerte a su compañero, posteriormente se entrega a la policía nacional, indicando la culpabilidad y la condición de este hecho”, dijo el comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, general Luís Humberto Poveda.

El adolescente fue puesto a disposición de la autoridad competente a la espera de las audiencias preliminares.

Dos hechos más se registraron en el sector de La Esperanza.