Grandes artistas, han dejado relucientes huellas a través de un legado único que supieron diseñar  y pintar a su propio gusto: científicos, poetas, cantantes, empresarios y grandes leyendas deportivas, construyeron una dorada historia que no necesitaron, estudiar en las más caras universidades del país; no necesitaron maestría, ni un  doctorado para convertirse en personas de renombre históricos, nacionales e internacionales. ¿Cómo lograron dejar brillo para siempre?. Fueron aplicados autodidactas.

Es formidable lo que estos personajes nos heredaron, si ellos con miles de dificultades obtuvieron  logros memorables, actualmente es más fácil porque gozamos de privilegios abundantes y extraordinarios para poder hacer realidad nuestros sueños, la singular magia de la tecnología, nos brinda oportunidades indescriptibles para crecer velozmente en todo lo que nos enfoquemos responsablemente. Los grandes artistas autodidacta son inspiración del presente y futuro, si ellos pudieron triunfar con precarios recursos, hoy son incontables las formas que existen  para hacer de nuestra existencia, una historia excepcional…

Jorge Debravo; es el más grandes de los poetas que la bella tierra costarricense ha visto nacer, su admirable historial es un cielo de inspiración, es un ejemplo radiante para todo el mundo que desea ser recordado maravillosamente en la historia de su Patria, Debravo es un modelo a seguir, conociendo su trayectoria, dejarás de seguir inventando pretextos, específicamente para los que tienen estudios universitarios.

Jorge Delio Bravo Brenes, más conocido como Jorge Debravo, fue poeta y escritor. (Nació el lunes, 31 de enero de 1938 en Guayabo, Turrialba, Costa Rica y falleció el viernes 4 de agosto de 1967 en San José). Sus padres fueron Joaquín Bravo Ramírez y Cristina Brenes, campesinos pobres. Debravo nació y creció, dentro de una familia de campesinos humildes. Trabajó desde niño medio tiempo para poder ayudar a su familia y a muy temprana edad mostró gran entusiasmo por el estudio.

Educación académica: La Historia narra sobre los primeros días del curso lectivo de 1952, cuando Joaquín Bravo se animó a llevar a su hijo a la escuela, en Guayabo no había escuela y la más cercana, en Santa Cruz, estaba a cuatro horas de camino. “En la escuela de Santa Cruz  la maestra, doña Teresa de Albán, se movió y le consiguió una beca de la junta de educación para que fuera a terminar la primaria a Turrialba. Ya entonces tenía 14 años y entró en quinto grado; duró un mes y lo pasaron a sexto. Sus estudios primarios los realizó en la escuela de Santa Cruz y su enseñanza secundaria en el Colegio Nocturno de Turrialba”.

En 1965 termina, por fin, sus estudios de secundaria. Estudió periodismo por correspondencia y otros estudios de manera autodidacta. Leía constantemente sus libros favoritos de autores como: Pablo Neruda, César Vallejo, Amado Nervo,  Miguel Hernández, Bécquer y Walt Whitman.

Día Nacional de la poesía: “El Día Mundial de la Poesía, propuesto en 1998 por la Unesco, se celebra cada 21 de marzo… Este evento que fortalece la cultura en nuestro planeta se realiza en importantes capitales del mundo como Paris, Ámsterdam, Berlín y Bogotá. En Europa es llamado primavera de los Poetas y en Colombia la común presencia de los Poetas”. En Costa Rica , “El Día Nacional de la Poesía es celebrado cada 31 de enero, fue declarada como Festividad Nacional por decreto ejecutivo Nº 25134-C del 25 de abril de 1996, en honor al natalicio del poeta Jorge Debravo, uno de los poetas más representativos de Costa Rica”.

Trayectoria literaria y familiar: Su trayectoria literaria fue entre 1959 y 1967. Durante su corta vida física escribió una sorprendente cantidad de poesía, que fue reuniendo en pequeños libros… Publicó sus primeros versos en “El Turrialbeño”. Y desde Muy joven empezó a trabajar para la Caja Costarricense de Seguro Social, (CCSS), “lo que le permitiría conocer de cerca la precaria situación que vivía el pueblo. Lo visto durante años se tradujo en cientos de poemas”.

Tenía 21 años (1959), cuando contrajo matrimonio con Margarita Salazar y en 1960 tuvieron una hija, Lucrecia, y al año siguiente Raimundo. Ese mismo año fundó el Círculo de Poetas Turrialbeños. “Es uno de los poetas más leídos y la figura más relevante de la poesía nacional, no sólo por la sencillez de su verso,  su poesía refleja el conflicto social, el amor a su pueblo y el amor que tenía por su amada esposa, Margarita Salazar”.

Muerte: La muerte le llegó a sus escasos 29 años,  murió el 4 de agosto de 1967 cuando acababa de matricularse en la Universidad. Recién había comprado una moto para movilizarse por asuntos de su trabajo y un conductor ebrio lo atropelló cegando así la vida del admirable  poeta costarricense.

Obra: Milagro abierto(1959), Bestiecillas plásticas(1960), Devocionario del amor sexual (1963). El canto absurdo (inédito), 1965; Tierra nuestra (inédito), 1965. Canciones de amor y pan, (inédito), 1965; Los nuevos ojos (inédito) 1966-1967; Nosotros los hombres(1966), Canciones cotidianas(1967); Los despiertos(1972), entre otros.

Fuente

Por: Carlos Javier Jarquín
Carlos Javier Jarquin
Escritor y poeta