4 recomendaciones para combatir el acné

1929

En el país se estima que entre el 80 y el 90% de los adolescentes menores de 21 años han padecido acné, aunque sea de forma leve. Luego de esta edad, dicha enfermedad puede persistir; alrededor del 12% de las mujeres mayores de 25 años continúan sufriendo de acné facial. Aunque pueden identificarse muchas causas, existen factores externos e internos que pueden influir en su aparición y severidad. Es necesario tener en cuenta que, aunque los hábitos alimenticios no son una causa directa del acné, el consumo de ciertos alimentos sí puede empeorar la condición en quienes ya lo padecen.

Dentro de las comidas que pueden agravar esta condición de la piel, se identifican aquellas que elevan los niveles de azúcar/glucosa en la sangre, como los lácteos, productos procesados y refinados, harinas, panes, arroz blanco y grasas saturadas como helados y golosinas. Asimismo, la doctora Astrid Lorena Ruiz, dermatóloga de Colsanitas, menciona que “existen alimentos que pueden moderar los síntomas del acné, conocidos como antioxidantes, estos ayudan a tener un cutis sano ya que disminuyen la inflamación de la piel, del intestino y del organismo en general”.

En este sentido, la doctora Ruiz brinda las siguientes recomendaciones de alimentación y cuidado que pueden moderar los síntomas del acné:

  1. Consumo de frutas y verduras: el consumo de vitaminas antioxidantes como la A, E, C y D, ayuda a tener una piel saludable. Estas se pueden encontrar en frutas y verduras como la manzana verde, la sandía, el melocotón, la naranja la granada, las frambuesas, los arándanos, los tomates, la uchuva, la zanahoria y el brócoli.
  2. Consumo de alimentos con minerales: el cobre, magnesio, calcio y fósforo también son importantes para la piel. Estos se encuentran en alimentos como legumbres, cereales integrales, frutos secos, espinacas, almendras, edamames, acelgas, nueces, legumbres, vegetales de hojas verdes, arroz integral, avena y semillas. 
  3. Consumo de otro tipo de antioxidantes: quercetina, resveratrol, licopeno, flavonoides y todo tipo de polifenoles son antioxidantes que benefician las pieles con acné. Estos se encuentran en alimentos como las uvas, el apio, el perejil, el chocolate amargo, el té verde y el café.
  4. ¿Y las mascarillas caseras? Hasta el momento no existen estudios clínicos que demuestren la eficacia de aplicar estos alimentos en nuestra piel, por el contrario, es más útil consumirlos. Es mejor utilizar productos dermocosméticos recetados por un especialista, dado que estos son creados con principios activos y concentraciones óptimas que permiten una adecuada penetración y eficacia en la piel.