El presidente Juan Manuel Santos avaló el decreto 1288 del 2018, a través del cual se permite que de los 800.070 venezolanos que han llegado al país huyendo de la crisis humanitaria de su país, 442 mil migrantes venezolanos que realizaron el Registro Administrativo de Migrantes, puedan acceder a la oferta institucional y a un Permiso Especial de Permanencia (PEP) mientras se formaliza la situación en el país.

Este PEP garantizará que los ciudadanos venezolanos que fueron censados puedan trabajar formalmente y de la misma manera, puedan afiliarse al Sistema General de Seguridad Social, Sistema de Riesgos Laborales y a la red hospitalaria del país.

Uno de los mayores beneficios del decreto además de que podrán acceder a orientación en el Servicio Público de Empleo y que el Ministerio del Trabajo será el encargado de promover empleos para ellos, es que académicamente se les permitirá estudiar en las instituciones del país y el Ministerio de Educación tendrá 3 meses para convalidar los títulos de educación superior de los mismos.

Gran parte de los venezolanos registrados en el Ramv reportó que están desempleados (80.473), mantienen un empleo informal (104.617) o trabajan como independientes (96.868).

El departamento de Norte de Santander encabeza la lista con mayor registro con 49.237 núcleos familiares, equivalente a 82.286 personas (18.60%). Sigue La Guajira con 39.291 familias (74.874 personas) y tercero Atlántico con 22.652 familias (42.771 personas).

El decreto advierte que si alguno de los migrantes le da mal uso al PEP, este puede ser cancelado, también si la persona permanece fuera del país por 90 días.

El Jefe de Estado Juan Manuel Santos firmará hoy el decreto para entregar el PEP a los ciudadanos venezolanos.