Las excusas ya se te están agotando y, dentro de muy poco, eludir la intimidad con tu pareja va a ser una misión imposible. Bueno, para empezar, ¡esto no tendría que ser así! Tendrías que andar ideando excusas para el encuentro, no para la fuga.

Ahora bien, no permitas que la llama de la pasión se apague y que la oscuridad sea total. Para ello, debes saber algo: una intimidad reconfortante no empieza en el dormitorio, ¡sino en la cocina!, y más particularmente en estos alimentos.

#1 El chocolate

¡Ahh, el chocolate!, uno de los manjares más deliciosos de este planeta y, ¡uno de los mejores amigos de la buena intimidad!

Y es que el chocolate contiene químicos que potencian tanto la sensibilidad al tacto, como el bienestar general. Así que en tu próxima cena, ¡asegúrate de incluirlo en el postre!

#2 Higos

He aquí otra alternativa dulce para avivar la llama del amor. ¿Por qué? Esta fruta estimula la producción de ferormonas, que es uno de los químicos responsables de la atracción sexual.

¡Otra alternativa para tu cena apasionada!

#3 Huevo

Puede que no suene muy romántico, pero los huevos también pueden ayudarte a pasar una noche inolvidable. Estos, como las demás grandes fuentes de proteínas, disparan los niveles de dopamina, también conocida como la “hormona del bienestar”.

#4 Ginseng

¿Buscas aumentar tu libido? Entonces, incorpora el ginseng a tu dieta y notarás la diferencia en un mes según un estudio realizado en la Universidad de Hawaii. En este, el 68% de las participantes declararon haber experimentado una gran mejora en su vida sexual gracias al ginseng.

#5 Frutillas

Por un lado, las semillas de las frutillas son muy ricas en zinc, que es uno de los nutrientes más asociados a la actividad sexual. Asimismo, estas delicias frutales poseen muchos antioxidantes y estos facilitan la circulación sanguínea y, por consiguiente, la excitación.

Estos alimentos harán que tu intimidad sea más apetecible. Como ves, ¡hay para todos los gustos!

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente