5 formas curiosas de quitar el hipo al instante

780
beber-extremo-opuesto-hipo-1008x1024+1

El hipo suele aparecer en los momentos menos indicados. Momentos de nervios o tensión suelen estar interrumpidos por el hipo, y lo peor de todo es que resulta muy difícil de quitar. Si bien no es tarea sencilla, hoy te daremos como alternativa 5 formas curiosas de quitar el hipo al instante, de manera que ya no sientas esta molestia y lo soluciones de forma inmediata y simple. ¡Comencemos!

1. Tápate la boca

Coloca tus manos sobre la nariz y boca, y respira normalmente. Gracias al dióxido de carbono que se genera con esta posición, tu hipo disminuirá de forma notoria. Es sencillo y fácil, solo te tomará unos minutos.

2. Mantén la respiración

Toma mucho aire y aguanta la respiración: cuando acumulas una gran cantidad de dióxido de carbono en los pulmones, logras que el diafragma se relaje y de esta forma tu hipo disminuye.

3. Tapa tus oídos

Si mantienes tus oídos tapados durante unos 20 o 30 segundos, o pulsando las zonas blandas ubicadas detrás de la oreja, esto enviará una señal de relajarse al nervio vago que se conecta con el diafragma, acabando con tu hipo.

4. Bebe agua

Esta es una receta muy eficiente: beber de 9 a 10 sorbos rápido de agua te ayudarán a eliminar tu hipo por completo. Esto se debe a que cuando bebes agua, se ocasionan contracciones rítmicas de los espasmos.

5. Saca tu lengua hacia afuera

Mientras nadie te esté observando, puedes practicar este ejercicio de sacar la lengua hacia afuera. La idea es que nadie te mire mientras lo haces, ya que puede tomarse como una ofensa hacia el otro y eso no es necesariamente lo que queremos lograr. Este método es utilizado por muchos cantantes y actores, debido a que estimula la apertura entre las cuerdas vocales, al respirar más suavemente, se sofocan los espasmos que causan el molesto hipo.

Eso es todo, aquí tienes las 5 formas curiosas de quitar el hipo al instante, asegúrate de intentarlas, resultan muy divertidas y lo más importante: efectivas. Puedes hacer combinaciones, por ejemplo, utilizando el ejercicio del paso número 3 y 4 lograrás quitar más rápido el hipo, ya que generas presión sobre el nervio vago y a la vez consigues el beneficio de la deglución constante.  Anímate a hacerlos o sino sugiéreselos a tus amigas, la mayoría de las personas suelen padecer esta molestia.