5 sugerencias para reanudar la actividad física

1043

Las actividades deportivas, incluyendo las digitales como los BetJuego, se han convertido en un BOOM desde el inicio de la pandemia por COVID 19.  En el último año los espacios deportivos se han trasformado en lugares ideales para el relacionamiento interpersonal y la sana distracción.

Recordemos que hacer actividad física y ejercicio de forma regular trae grandes beneficios que no se pueden ignorar. Todas las personas pueden sacarles provecho a estas actividades, independientemente de la edad, el sexo o la capacidad física, por ello la importancia de retomarlas bajo las directrices adecuadas.

Cuando los deportistas reanudan su actividad después de un período prolongado de descanso o una lesión, hay algunas medidas que pueden tomar para que la transición se produzca sin contratiempos. Por ello les compartimos cinco sugerencias para reanudarse en cualquier actividad:

  1. Fijar metas adecuadas.

Determine sus metas antes de reanudar un deporte. ¿Lo hace cómo ejercicio? ¿Desea competir de manera recreativa? ¿Tiene aspiraciones profesionales? Es importante que sea sincero/a consigo mismo/a respecto a sus ambiciones y capacidades, porque podrían estar por encima o por debajo de lo que puede hacer, pese a gozar de buena salud.

  1. Escoger un momento adecuado.

Si sabe que desea reanudar un determinado deporte para un momento específico, tenga claro lo que necesita para empezar a entrenar, de modo que no tenga que prepararse a toda prisa.

  1. Establecer un progreso lógico en las actividades.

Esto dependerá del deporte, de las exigencias del puesto que ocupa y del estado físico en que se encuentra. Independientemente del nivel del que empiece, lo mejor es que avance de forma lenta y haga un poco más cada semana, para no presentar indebidamente dolor ni inflamación.

  1. Introducir solo una cosa nueva a la vez.

Por ejemplo, si antes hacía tres deportes y quiere volver a practicarlos después de una lesión, no reanude los tres al mismo tiempo. Esto no significa que, al final, no pueda reanudar los tres, sino que debe priorizarlos y hacerlo uno a la vez.

  1. Detectar toda lesión cuando todavía es menor e intervenir antes de que se convierta en algo mayor.

Muchos deportistas jóvenes no desean dejar de jugar y, por ello, tal vez hasta intenten esconder una lesión; pero tanto los entrenadores como los padres de familia deben estar atentos a la presencia de cualquier señal de alarma en los deportistas jóvenes, como cojear o moverse más lento de lo normal. La recuperación de la mayoría de las lesiones es mucho más corta cuando se la detecta pronto.

Algunos beneficios de la actividad física

Una sola sesión de ejercicio que eleva el ritmo cardiaco puede reducir la presión arterial, mejorar el sueño, disminuir la ansiedad y mejorar la sensibilidad a la insulina el día que lo haces. Otros beneficios, como la reducción del riesgo de muchas enfermedades crónicas y cánceres, comienzan a sumarse a los pocos días o semanas de actividad física regular.

La actividad regular te prepara para mantenerte independiente a medida que envejezcas y reduzcas el riesgo de lesiones relacionadas con caídas. Para muchas personas con afecciones crónicas, puede reducir el riesgo de mortalidad por todas las causas y por enfermedades específicas.

Si tuvo COVID-19, no olvide hablar con su médico de cabecera antes de reanudar cualquier actividad vigorosa.