Tiendeo.com.co, el portal líder de ofertas y catálogos online geolocalizados, ha realizado un estudio con el objetivo de conocer las tendencias de consumo durante la celebración de Halloween.

Según la encuesta* realizada por  Tiendeo, en Colombia no se pierde la costumbre de celebrar la noche más terrorífica del año. Sin embargo, cada vez son menos los colombianos que celebran estas fechas. Mientras que el año pasado según cifras de Fenalco el 62% celebró Halloween, este año solo un 58% de los colombianos afirma que lo celebrará.

Salir a pedir dulces con los niños sigue siendo la costumbre más arraigada, pues un 44% de los encuestados lo celebrará de esta forma. Por otro lado, el 33% asistirá a fiestas de disfraces, un 20% decorará su casa y repartirá dulces a los niños que pasen por el barrio y tan solo un 3% de los colombianos visitará casas del terror.

72% de los colombianos piensa disfrazarse para esta noche

Disfrazarse sin importar condición, género, ni raza, es el mejor plan para la noche de “brujas”. Por ello, el 72% de los encuestados tiene planeado caracterizar su personaje favorito.

Hay muchas opciones para obtener el disfraz adecuado: un 36%  de colombianos prefiere comprarlo en tiendas especializadas, el 28% lo alquilará, un 23% tiene piensa hacerlo en su propia casa demostrando su creatividad, un 10% lo mandará a diseñar y una minoría del 2% lo pedirá prestado.

Los colombianos gastarán una media de 157.000 pesos en Halloween

Para el comercio es un día muy importante debido al auge de las compras relacionadas con esta festividad. De hecho, la encuesta apunta a un gasto medio de aproximadamente 157,000 pesos por colombiano  atribuyendo el mayor gasto a la compra de los disfraces con un 49%, seguido de comida, dulces y decoración para que la noche más terrorífica del año sea también la más inolvidable.

Sin embargo, éstos también buscan distintas formas de ahorrar para intentar minimizar el impacto económico. Tanto es así que el 42% de los encuestados aseguró que planifica sus compras con 15 días de antelación, buscando los mejores precios y ofertas para la compra de sus disfraces, siendo las tiendas físicas las preferidas con un 53% seguido de los catálogos online con un 27%.