A la hora de planificar un viaje uno de los aspectos más importantes es la elección del alojamiento, ya que una buena experiencia depende en gran parte de un buen descanso. Muchas veces, realizar las reservas online facilita las cosas, pero también implica tomar algunos recaudos para no llevarse ninguna sorpresa al llegar a destino. A continuación compartiremos algunos trucos prácticos para reservar hoteles por Internet.

  1. Ten en cuenta recomendaciones y opiniones de otros viajeros
    Las opiniones de los usuarios siempre van a ser las más sinceras y verdaderas acerca del hotel que quieras contratar. Busca en foros o grupos en redes sociales referencias reales respecto al lugar que deseas elegir. Analiza sus opiniones, investiga si el lugar ha dado alguna respuesta a los reclamos y saca tus propias conclusiones. La información está a tu alcance.
  2. Revisa la ubicación del hotel
    Al buscar en Internet palabras clave como ‘hoteles en san andres’ sin duda vamos a recibir un buen número de ofertas. Todas prometen ser la mejor opción para nosotros, sin embargo es necesario verificar algunas cuestiones antes hacer la compra. Puede que el lugar te parezca perfecto, pero asegúrate de que contratas un establecimiento que tenga una buena ubicación en general y no sólo buenas prestaciones. La mayoría de las páginas web de los hoteles cuentan con un mapa para que puedas orientarte, utiliza este recurso para evaluar si es una buena idea.
  3. Lee las letras chicas y condiciones
    Debes leer detenidamente los términos y condiciones para no llevarte sorpresas cuando llegues al hotel y éste no sea lo que esperabas. Ten cuidado ya que obviar este paso puede causarte más de un dolor de cabeza cuando arribes al destino.
  4. Mira las fotos del hotel
    Siempre que contrates hospedaje por Internet mira bien las fotos de las habitaciones. De esa manera podrás imaginarte algunos detalles como el estado de limpieza, las dimensiones, los servicios y los espacios comunes como piscina o restaurante. En lo posible, solicita que algún empleado te envíe más imágenes de las habitaciones para que puedas calcular el espacio y ver si el lugar es de tu agrado. En una reserva online no debes tener miedo de pedir cuanta información creas necesaria para sentirte seguro.
  5. Procura contratar la habitación de las fotos
    Muchas veces puedes ver en la página fotos de habitaciones amplias y luminosas. Pero, resulta que cuando llegas te ofrecen habitaciones oscuras y pequeñas que no eran lo que habías visto al momento de reservar. Asegúrate que la habitación que recibas sea la misma que viste en las fotografías. Si es necesario recurre a la gerencia del hotel para hacer valer esa condición.
  6. No des por sentado ningún servicio
    Antes de contratar cualquier alojamiento pregunta detalladamente cuáles son los servicios con los que cuentas. Debes fijarte muy bien en la descripción de la oferta de la página, y en caso de encontrarte con información poco clara, llamar al hotel para despejar todo tipo de dudas.