Dragones, caballerías con cabezas de leones y un cordero de siete ojos. Estas son visiones del Apocalipsis -una palabra derivada del griego clásico para Revelaciones-, descrito en el último libro de la Biblia cristiana, el más extraño y controvertido.

El Libro de las Revelaciones o el Apocalipsis de San Juan reúne una serie de visiones que se dice profetizan el fin del mundoy a las que seha recurrido a través de la historia para explicar desastres que van desde plagas hasta el calentamiento global e incluso el accidente nuclear de Chernobyl.

Sin embargo su autor, Juan de Patmos, quien lo escribió en el siglo I, no estaba solamente tratando de explicar acontecimientos futuros.

Algunos estudiosos piensan que utilizaba códigos y símbolos para advertirles a los cristianos del siglo I sobre el culto al emperador de Roma y para lanzar un ataque cáustico contra este poderoso gobierno.

Descubre más sobre algunos de los temas más conocidos del libro.

Se trata de una caricatura de la diosa Roma, que personificaba la ciudad.

En las antiguas monedas romanas, Roma aparecía sentada sobre siete lomas; la prostituta aparece sentada sobre una bestia de siete cabezas, con vestimentas de colores de la realeza.

Una batalla entre el bien y el mal -Dios y Satanás- durante los últimos días del mundo.

El nombre viene del Monte de Megido, ubicado en lo que hoy es Israel.

En la época de San Juan, fue el cuartel y campo de batalla de una de las legiones romanas más despiadadas.

Cuatro jinetes, montados en caballos de color blanco, rojo, negro y bayo, son liberados por Jesús cuando abre cuatro de los siete sellos del pergamino que tiene Dios en su mano derecha.

Se dice que desatan la muerte, guerra, hambruna y conquista, representando la violencia de un mundo que escoge no seguir a Dios: el Imperio romano.

Es una bestia que sale del mar y en cada una de sus cabezas está escrito un nombre blasfemo.

Las cabezas de la bestia representan las siete reyes de la antigua Roma.

Los nombres de blasfemia representan la tendencia de los emperadores romanos de autodenominarse dioses.

Cómo decodificar el número de la bestia

El número de la bestia -666- es quizás la visión más famosa del Libro de la Revelación.

Aún hoy la utilizamos para evocar imágenes de lo malo.

El teólogo Ian Boxall, de la Universidad Católica de América, ilustra un posible significado del poderoso número.

Si la intención de San Juan en Revelaciones no era predecir el futuro del mundo, sino atacar al Imperio romano, usando eventos contemporáneos y tradiciones apocalípticas antiguas, entonces quizás podemos mirar con otros ojos la profecía más conocida: 666, el número de la bestia, entonces qué significa este número.

Al mundo antiguo le fascinaban los acertijos. Uno de los trucos comunes era usar números para disimular un nombre, de manera que si sumabas todas las de tu nombre, tenías un código numérico.

Usemos ‘Ana’ como ejemplo. El número para A es 1 y para N es 50 = 52.

Ahora, si escribes , quien fue emperador del Imperio romano desde el año 54 d.C hasta el 68 d.C,, los números que corresponden a cada letra son: .

Nerón Cesar escrito en hebreo y los valores de cada letra debajo.

¿Será que efectivamente se refería a extravagante Nerón, aquel que tocaba la lira mientras Roma ardía, perseguidor implacable de cristianos y asesino de su madre y hermanastro?


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente