Al menos ocho personas han sido encontradas muertas y 20 heridas dentro de un camión aparcado en San Antonio (Texas, EE UU), informó este domingo la policía, que se refirió al suceso como un caso de tráfico de personas.

Las 20 personas lesionadas fueron hospitalizadas, algunas en estado crítico. Eran jóvenes y adultos de entre 20 y 30 años, dijo el jefe de la policía de San Antonio, William McManus, en una conferencia de prensa recogida por medios locales.

El responsable policial informó que el conductor del camión ha sido detenido. Explicó que recibieron una llamada de un empleado de unos grandes almacenes porque una persona que iba en un camión de carga, estacionado en el aparcamiento, se le acercó para pedirle agua.

“El trabajador volvió con el agua, llamó a la policía y cuando llegamos encontramos ocho personas muertas en la parte trasera del tráiler”, dijo McManus, al añadir que “había al menos 38 personas dentro del camión”.

El responsable policial explicó que entre los 20 heridos había algunos en “estado crítico o muy grave” y que éstos habían sido trasladados en helicópteros a diversos hospitales cercanos.

El jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood, dijo en la misma rueda de prensa que el aire acondicionado del vehículo no funcionaba y no había agua.

“Estaban muy calientes al tacto”, dijo Hood sobre las víctimas, sin precisar cuánto tiempo llevaba el camión aparcado en San Antonio.

Según algunos medios, al menos dos menores figuran entre los fallecidos.

McManus explicó que la policía considera el caso “un crimen de tráfico de personas” y que “el Departamento de Seguridad Nacional está involucrado en la investigación”.

“Se trabajará con ellos para determinar el origen de esta horrible tragedia”, añadió.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente