A Alfonsina Storni

1334

Emerges de esa estancia
silente, lúgubre y oscura
para plasmar tus versos
haciendo eco en el universo
más allá del empíreo añil.

La levedad de tu alma eterna
trasciende a la muerte,
se transforma, se transmuta
en versos cálidos de amor,
melancolías y recuerdos.

Soñadora en auroras ámbar,
hoja de otoño y primavera
mecida al vaivén de la brisa,
poetisa de soledad y amor,
¡Hay destinos que nacen siendo sueños!

¿Y si la muerte sólo es un lienzo
donde se te dibuja y difumina
en Nano partículas de ola azul,
que viajan al hábitat de Calíope
para inmortalizar allí,
tu alma nostálgica de poeta?

Por: Rossi Er