Hipólito Mejía fue presidente de República Dominicana del 2000 al 2004 y quería reelegirse para el periodo siguiente (2004-2008). Durante su Gobierno la crisis económica fue de absoluto calvario, para el 2003 “dos periodistas hicieron una encuesta radial e informal. Le preguntaron a sus radioescuchas por quién votarían. Por Hipólito o por el diablo y ganó el diablo 14 votos contra dos. Como consecuencia los dos periodistas pasaron tres días en la cárcel, hasta que la hija de Hipólito intercedió para que fueran puestos en libertad…”.

Si actualmente en Nicaragua hicieran una encuesta similar, compitiendo Daniel y el diablo, sin dudarlo votarían por el diablo. Señor Daniel, hasta cuándo va a pausar la consternación del pueblo nicaragüense, entienda que ya no puede seguir en el poder, el pueblo lo quiere fuera del poder, el desprecio del pueblo se lo tienen bien merecido.
Si verdaderamente su gobierno aplicara el genuino concepto de “solidario, cristiano y socialista”, no permitiera el aumento del genocidio, lo que ha hecho con el inocente e indefenso pueblo, es un mar de atropello a los derechos humanos. Si efectivamente quiere paz como lo ha dicho en sus anodinos discursos, ya hubiese aceptado dialogar y aceptar el adelanto de elecciones, es indispensable y también ya hubiese detenido el derramamiento de lágrimas, cuerpos y sangre que ha realizado usando a la policía, incesantemente has envenenado el corazón de miles y miles de ciudadanos.

Esta dictadura ha provocado en este último trimestre lo más nostálgico que ha vivido la historia de la región centroamericana, es indescriptible lo que los tiranos son capaces de hacer, sumamente es fatídico que muchos puedan creerse en su sucio pensamiento que tienen el derecho de delimitar los pensamientos y vida de sus hermanos y todo por obsesión al aumento de poder y capital.

Nicaragua ha sido lesionada por incontables autarquías consecutivas, son cuantiosos los políticos corruptos que viven en mansiones y con grandes negocios mientras el pueblo busca oportunidades de sobrevivir en el extranjero, así como Nicaragua es grande geográficamente a nivel regional también ha sido grande en dictaduras, la profunda melancolía que ha sufrido Nicaragua ha sido diseñada por malignos gobiernos, pero el actual régimen ha acentuado con perfeccionismo el detrimento en todo y con todos.

Señor Daniel, hasta cuándo piensas dejar de producir odio y tristeza entre los mismos patriotas, es distinguido que su corazón esté perfumado con esencia del egoísmo, lo que le has hecho al pueblo es inexcusable. Acá parece no salir el sol de la democracia, el sol de la libertad, el sol de la independencia, la tiniebla en la que vive la población azul y blanco lleva el nombre mayúsculamente Ortega-Murillo. Sinónimo de diabólico, lo poco que construyeron en estos últimos años (11 años consecutivos de autoritarismo), lo destruyeron en menos de 90 días la vesania por el fascismo los ha convertido en pena mundial, se han ganado la antipatía colorida de la comunidad internacional.

El barco se les ha hundido y profundamente, de nada les ha servido la acumulación de dinero, la respiración de ustedes en el poder se aleja con sublime velocidad por cada persona: fallecida, herida y detenida injustamente… Vivir, respirar y caminar en el esplendor libertario, es besar y acariciar apasionadamente el significado de nuestro convivir. No todos gozamos con exactitud este magno derecho, el que tiene excesivo poder y dinero no goza de la maravillosa independencia, la vida es una delicia fenomenal pero cuando te enamoras de la avaricia tu mundo es infernal, ten precaución que tu corazón no se contamine de la sociedad que cultiva suciedad.

Es incongruente acumular poder y riqueza económica y entre más lo hagas menos lo disfrutarás. Daniel Ortega y su esposa podrán ser los más millonarios de Nicaragua, pero también son lo más rústico del universo contemporáneamente.

Probablemente el propio Satanás se siente aterrorizado y de seguro ya huyó de Nicaragua. Daniel es el anticristo de Centroamérica, y muchos todavía creen que porque a diario saborea un rosario, creen que es gran religioso, están equivocados. Han asesinado cruelmente a niños, periodistas, adolescentes, y tienen encarcelados a un mar de personas inocentes y hasta los obispos han recibido amenazas de muerte y también han sido lastimado físicamente.

Rosario Murillo este 18 de julio en medios oficialistas del tirano dijo: “Hoy 18 de julio proclamamos nuestra victoria, nuestro avance sobre esas fuerzas diabólicas, tenebrosas, terroristas, criminales, que durante tres meses azotaron, quisieron secuestrar la paz en Nicaragua, pero no pudieron”. Se creen invencibles, han perdido la razón, en cualquier instante se marcharán y el pueblo celebrará con mucha fogosidad la caída de ustedes.

“Después de 92 días, Nicaragua suma al menos 351 muertos, según cifras de organismos humanitarios, miles de heridos, denuncias de ‘desapariciones forzosas’, cientos de detenidos y miles solicitando refugio en la vecina Costa Rica”. En Nicaragua es necesario y emergente que actúe la justicia internacional y que les den el merecido castigo a todos los diputados, alcaldes e íntimos seguidores de la pareja presidencial y que sea bien aplicada a Daniel, Rosario y sus hijos, el aire de la justicia se aproxima con mucha firmeza.

“Que vean que el camino no es la guerra, sino que es la paz, el diálogo, que les digan que tenemos que restablecer de forma definitiva la paz, la estabilidad, para que el país pueda seguir creciendo, seguir desarrollándose”, dijo Ortega en su discurso del 19 de julio en su 39 aniversario del triunfo de la revolución Sandinista (19 de julio de 1979) y afirmó que no cesará la represión militar. “Vamos a fortalecer nuestros sistemas de autodefensas”. También acusó a los obispos de ser golpistas: “Yo pensaba que eran mediadores, pero no, estaban comprometidos con los golpistas. Eran parte del plan con los golpistas”.

Por: Carlos Javier Jarquín
Carlos Javier Jarquin
Escritor y poeta