A Dunga se le derrumbó el castillo de naipes de Brasil

195

DungaLo que era un secreto a voces se terminó de confirmar: Dunga fue despedido de Brasil tras la inesperada eliminación de la Copa América Centenario en la fase de grupos. La Federación de Fútbol Brasileño ya tendría a Tite, actual entrenador de Corinthians, como el principal candidato al cargo.

Cuatro años después, tras quedar eliminado del Mundial de Sudáfrica 2010, el 22 de julio de 2104 Dunga tomaba nuevamente las riendas de una Verdeamarela que había sido golpeada y humillada en su propia Copa del Mundo, y el objetivo estaba claro: recuperar el poderío y el semblante de una de las selecciones más fuertes del mundo.

Aquel día, el DT ya daba indicios de lo que se venía: “Tendremos que trabajar duramente para reconquistar el derecho a estar entre los mejores del mundo. No podemos engañar a la hinchada y prometer resultados rápidos. Será un proceso de trabajo duro y de largo plazo. La vida es muy dura y no perdona a los que no se preparan bien”. El problema es que en equipos del talante de Brasil, no hay mucho tiempo y menos si no se sostiene con resultados acordes.

El segundo ciclo del entrenador de 52 años no pudo arrancar de mejor manera: ganó 10 amistosos al hilo. Había logrado mejorar defensivamente y le había encontrado algunos socios de calibre a Neymar.

Sin embargo, todavía no lograba inferir miedo al resto de las potencias del mundo y la sensación de ser endebles seguía sobrevolando a la Canarinha, algo que quedó en claro en la Copa América de Chile 2015, donde le ganó a Perú y Venezuela, pero cayó ante Colombia en la fase de grupos y fue eliminado por penales por Paraguay. Esa tendencia de irregularidad siguió plasmándose en el arranque de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a Rusia 2018 donde de seis partidos que se llevan disputados, la Verdeamarela ganó dos, empató tres y perdió el restante.

Y el castillo de naipes armado por Dunga se terminó de desmoronar en esta Copa América Centenario, donde arrancó empatando con Ecuador, le metió siete a la cenicienta Haití, y cayó de manera inesperada con Perú para despedirse en fase de Grupos.

Este martes, Dunga se fue de Brasil con un promedio de 18 partidos ganados (13 amistosos, 3 Copas América y 2 Eliminatorias), 4 perdidos (3 de Copas América y uno de Eliminatorias) y 4 empatados (3 de Eliminatorias y uno Copa América). Por lo que si sacamos los amistosos y nos centramos en las competencias importantes, el promedio baja de manera alarmante a 5 ganados, 4 empatados y 4 derrotas… Muy poco para seguir como entrenador de una de las selecciones más grandes de mundo.

¿Quién lo reemplazará? Suena fuerte Tite, el actual entrenador de Corinthians, que tiene una acabada experiencia en el fútbol brasilero y fue multicampeón con tanto con Inter como con el Timao.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente