El gobierno local fijó las reglas que van a regir en la ciudad para la prohibición al uso de la pólvora durante las fiestas de fin de año y año nuevo.

El secretario de gobierno Oscar Gerardino mediante decreto 0970 prohibió a partir del 1 de Diciembre y hasta el 16 de Enero el uso, la manipulación, fabricación, quema, almacenamiento, venta, distribución y transporte de pólvora, fuegos artificiales, explosivos y detonantes en el área urbana y rural del municipio.

Según el funcionario el incumplimiento de la misma implica una sanción pecuniaria de 2 a 20 salarios mínimos mensuales legales vigentes, así como el decomiso de los artículos de pólvora, pirotécnicos o fuegos artificiales.

Agregó que en el marco de esta acción “se incautará la pólvora proveniente de los municipios del área metropolitana o de Venezuela”.

Finalmente señaló que “los establecimientos donde se expenda, distribuya, y comercialice pólvora, serán cerrados de inmediato con la policía nacional hasta por siete días, sumado a otras acciones que contempla el Código Nacional de Policía.