No es secreto para nadie que el chavismo ha perdido casi completamente el apoyo popular, sin embargo, escenas como la que protagonizan esta nota, sinceramente, solo pueden calificarse de surrelismo hilarante.

“¿Dónde están las mujeres anzoatiguences que está resteadas con la patria?”, vocifera una chavista en Anzoátegui a… NADIE. Como que esas supuestas resteadas se ausentaron porque tenían algo mejor que hacer. O ni siquiera existen.

“¡Aquí está el pueblo, mujer, mujeres de las bases, de los sectores populares, que vamos a derrotar al Imperio…”, continuó la vocera sin un pelo de vergüenza.

En fin, el mejor ejemplo de que el “Socialismo del Siglo XXI” es un fantasma electoral más invisible que “Gasparín”.