A un paciente con hipoglucemia le pusieron refresco a través de una sonda

368

En el hospital Vargas, un paciente masculino con hipoglucemia se encuentra en estado crítico tras recibir litro y medio de refresco “Golden de colita” a través de una sonda nasogástrica.

La medida de colocarle la gaseosa fue tomada por los médicos en compañía de los familiares a falta de solución Dextrosa.

Uno de los profesionales de salud del centro hospitalario informó que el error fue que el personal pasó el refresco a “chorro” directo a la “sonda nasogástrica”. Explicó que los “gases”  provocaron que el enfermo “colapsara” y “broncoaspirara, es decir, todo se fue a los pulmones”.

“El paciente se descompensó y lo tuvieron que entubar, luego los médicos no podían entubarlo y llegó un hombre a realizar el proceso a la fuerza y le reventó los dos dientes. Llamaron al adjunto de anestesia y resulta que el señor tenía atascado un pedazo de carne en la garganta que no dejaba pasar el tubo”

Contó uno de los testigos que prefirió mantener su nombre bajo anonimato.

La crítica situación del paciente se debió en principio a falta de la medicina en las farmacias cercanas y por negligencia médica en el hospital. “Sí se podía solucionar con la Frescolita, pero no así” enfatizó uno de los médicos.

Según explica el portal viviendosanos.com, la dextrosa sirve para nutrir de energía al organismo y los músculos. Es un importante combustible para el cuerpo ya que al tratarse de azúcar no necesita ser metabolizada y es absorbida de inmediato por el cuerpo, proporcionando energía. Además, es de vital importancia para la actividad celular y cerebral.La principal aplicación de la dextrosa en medicina es como tratamiento regenerativo.

Por otra parte, la sonda nasogástrica es un dispositivo de nutrición enteral que consiste en un tubo de plástico (polivinilo, silicona o poliuretano) flexible, que se introduce a través de la nariz y permite llevar el alimento directamente al estómago.