ABC de las criptomonedas: 10 básicos que tienes que conocer

1328
bitbox criptomonedas+1

Bitcoin: primero lo primero. Bitcoin dio comienzo al big bang del universo cripto, fue la primera criptomoneda y dio lugar a toda una revolución. Nació en 2008 a partir de una publicación académica por “Satoshi Nakamoto”, que al día de hoy nadie sabe quién es. Su tecnología y solidez convirtieron al bitcoin en la cripto más elegida. Por su función como reserva de valor es considerada «el oro digital».

Blockchain: es la «cadena de bloques», la tecnología que da vida a las criptos. Se trata de un registro de datos compartido, en línea, transparente e inmutable. Es un método ideal para transferencia de información de manera descentralizada. Usa criptografía para garantizar la seguridad y existe un control por parte de la comunidad que impide que alguien haga copias o alteraciones sin el consenso de todas las partes.

Criptomonedas: son activos digitales con base en la blockchain, al igual que bitcoin. Hay miles de variantes. Las cripto más destacadas tienen el respaldo de un proyecto serio y útil en el mundo real, aunque también hay algunas que son puramente especulativas. En general, es la comunidad que se crea alrededor del proyecto la que empieza con la adopción del activo. Como en todo, lo mejor es estudiar los proyectos y su potencial antes de que te decidas a invertir en una de ellas.

Altcoin: este término viene del inglés y es un acrónimo de alternative (alternativa) y coin (moneda). Se llama altcoin a todas las criptomonedas que no son bitcoin.

Stablecoins: son criptomonedas cuyo valor está directamente vinculado a un activo externo. Por ejemplo, el valor de una stablecoin puede estar vinculado a una moneda tradicional (fiat) u otro activo como el oro. Por ejemplo, monedas como Tether (USDT), USD Coin (USDC), y Dai (DAI) mantienen paridad de 1:1 con el dólar estadounidense. En otras palabras, son dólares digitales. No todas las stablecoins son creadas iguales. La principal diferencia está en el mecanismo que asegura la paridad entre la stablecoin y el activo del cual depende. Por ejemplo, existen stablecoins bajo el modelo de colateralizado, donde un custodio asegura tener en reserva la misma cantidad del activo (USD, oro, etc.) como la stablecoin en circulación, o stablecoins algorítmicas que no son colateralizadas sino que mantienen su paridad a través de un algoritmo que simula el valor de un activo comprando y vendiendo otros. Son la reserva de valor preferida por los ahorradores más conservadores. Tip: las stablecoins colateralizadas son una manera fácil, rápida, segura y cómoda de dolarizarse, protegiendo tu dinero de la inflación y la devaluación.

Exchange: son plataformas de intercambio. Sirven como mercado de compra/venta de criptos, así como para acceder a las múltiples herramientas de inversión que ofrecen las finanzas descentralizadas (DeFi). O sea, si quieres comprar criptomonedas, lo primero que tienes que hacer es bajarte la app de un exchange y crear tu cuenta. Tip: Siempre es recomendable que evalues la seriedad del exchange, idealmente escogiendo uno que esté regulado.

DeFi: del inglés Decentralized Finance, las finanzas descentralizadas nacieron con la tecnología blockchain y están revolucionando el mundo financiero, ya que aportan infinitas posibilidades por fuera de la banca tradicional. Permiten ofrecer préstamos, invertir y recibir rendimientos, y mucho más, todo gracias a los contratos inteligentes. Es un mundo financiero que no depende de intermediarios.

NFT: o Non Fungible Token, es un tipo especial de token criptográfico que representa algo único. Estos tokens se usan para autenticar, comprar y vender obras de arte digitales. Pueden ser GIFs, tuits, memes, fotos, objetos virtuales de un videojuego y más. Actualmente hay un gran mercado de los NFTs.

HODL: esta es una de las palabras de la comunidad cripto por excelencia. Se popularizó por la incorrecta escritura de «HOLD» en inglés, o sea mantener y guardar una cripto. Hace referencia a evitar caer en la tentación de vender ante los vaivenes del mercado. Funciona como una estrategia de inversión basada en comprar activos y mantenerlos en cartera a lo largo del tiempo para beneficiarse de su revalorización.

Yielding: es el término cripto que se utiliza para referirse a la obtención de un rendimiento que se paga en esa misma moneda, o en otra. Así como los bancos o fintechs te dan un rendimiento por tener tu dinero depositado allí, los exchanges cripto también. Por ejemplo, activando Bitso+ puedes obtener rendimientos anuales por las stablecoins y bitcoins que tengas en tu billetera.

‘’Colombia ha emergido en este escenario como un mercado con crecimiento exponencial, donde el contexto de la digitalización y adopción de nuevas tecnologías, se ha convertido en el escenario ideal para el desarrollo de las criptomonedas a gran escala. A esto, se suma el interés de los usuarios en opciones diferentes para digitalizar pagos, activos de inversión de alta volatilidad e incluso diversificar su cartera financiera.’’ Concluye Santiago Alvarado, Vicepresidente de Producto en Bitso.

Camilo Pizarro