Autoridades militares y de policía, conmemoraron los 197 años de la Armada de Colombia, en un solemne acto protocolario que contó con la asistencia del señor Vicealmirante Andrés Vásquez Villegas, Comandante de la Fuerza Naval del Caribe, Contralmirante Juan Ricardo Rozo, Director de la Escuela Naval de Cadetes “Almirante Padilla” y el señor Brigadier General Henry Armando Sanabria Cely, Comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, en compañía de un número reducido de Comandantes de Componente de la Fuerza Naval del Caribe, dando cumplimiento a las normas de bioseguridad a causa de la pandemia.

El acto militar que fue registrado en directo a través de la Página de la Presidencia de la República y enlazado con Armada de Colombia, permitió que las tripulaciones recibieran el mensaje del señor Presidente de la República Doctor Iván Duque Márquez, quien recordó en esta fecha el sacrificio, disciplina, compromiso de los hombres de la Institución Naval en los diferentes puntos cardenales, velando por Salvaguardar la vida humana el mar, contrarrestar los flagelos de inestabilidad, proteger las líneas de comunicación marítima y acompañar de manera permanente y significativa los procesos de desarrollo de las comunidades más vulnerables, a través del exitoso trabajo de Ayuda Humanitaria a los pobladores más vulnerables asentados en las diferentes regiones Pacifico, Amazonía y Oriental, quienes al unísono, desde sus Fuerzas Navales y haciendo uso de la tecnología, hicieron parte de los actos conmemorativos del Día de la Armada.

En la ciudad heroica, la Arquidiócesis de Cartagena en cabeza de Monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal, Arzobispo de Cartagena, ofreció una solemne misa en conmemoración del aniversario No 197 de la Institución Naval, elevando Plegarias al Todopoderoso por la vida de los hombres y mujeres de la Armada de Colombia y sus familias, para encontrar la fortaleza de continuar con transparencia, generosidad y compromiso velando por la seguridad y la vida de los pobladores de la Región Caribe. Así mismo, hizo un reconocimiento a la sobresaliente labor de Ayuda Humanitaria por parte de la Fuerza Naval del Caribe a las comunidades más vulnerables del área rural, urbana y zona insular de Cartagena, como muestra de solidaridad y generosidad con quienes más lo necesitan durante el aislamiento preventivo obligatorio.

Dentro de los actos representativos y que forman parte de las tradiciones navales, se llevó a cabo la Ofrenda Floral en el emblemático Parque de la Marina ante el Busto del Almirante José Prudencio Padilla, recordando su legado victorioso en la Batalla del Lago de Maracaibo, que propició el desarrollo de gestas emancipadoras dando origen a las gestas libertadoras que le otorgaron la independencia a Colombia en el año 1810.

Adaptándose a las nuevas dinámicas mundiales de convivencia a causa del COVID19, hombres y mujeres de la Institución Naval agradecieron al Todopoderoso por ser el Dios de los mares que guía los destinos de los hombres y mujeres que Protegen el Azul de la Bandera, manteniendo vivo el espíritu y orgullo Patrio, sirviendo a Colombia desde los ríos, costas y mares en el Caribe colombiano.