Adicto a Instagram, la ciencia está de tu lado

255

FotoCientíficos estadounidenses acaban de validar tu obsesión con un estudio

En Instagram encontramos hashtags viajeros, cuentas para dejarlo todo e irnos a la montaña o admirar cómo la gente se relaja en paraísos naturales. Si eres de los que viajan captando todo lo que les rodea (pies no, gracias), este reciente estudio, publicado en el Journal of Personality and Social Psychology, te interesa.

Según los resultados obtenidos, detenerse para hacer una fotografía puede mejorar ciertas experiencias para el autor de las imágenes. Hasta llegar a estas conclusiones, según leemos en la versión estadounidense del Huffington Post, se observaron a más de 2000 individuos en nueve situaciones distintas como: disfrutar de una comida, mirar un concierto de Rihanna, hacer manualidades o caminar por un museo. Para cada experimento, los investigadores separaron a la gente en grupos con y sin cámara. Tras la actividad completaron un cuestionario sobre cómo habían disfrutado de la actividad. El estudio también mostró que los participantes que tomaron fotos estaban más atentos sobre la temática de sus fotos.