“Adiós”, origen de una discordia

1264
Valery Moraga y el vigilante Pedro José Mena

“La historia de todas las sociedades anteriores a la nuestra es la historia de luchas de clases”.
Karl Marx (1818-1883)

El clasismo es algo que se ha visto desde antes de Cristo, en que la gente pudiente humillaba y esclavizaba a las personas por su color, religión o posición social, y hasta el día de hoy, las cosas se ven igual, pues algunas personas pudiente se sienten con derecho de humillar a otros que no tienen, y que no se merecen oportunidades, hoy quise tocar este tema debido a un incidente ocurrido en Managua en el año 2018, cuando una joven de nombre Valery Gómez Moraga, humilla al vigilante Pedro Javier Mena Martínez, que se desempeñaba como CPF en el restaurante de hamburguesas McDonald´s, algo que muchos calificaron de discriminatorio el actuar de la joven.

La noche del 7 de febrero de 2018, el vigilante Pedro José Mena estaba de turno en el restaurante ubicado en carretera a Masaya, frente al centro comercial Metrocentro, en ese momento sale del lugar la joven de 22 años Valery Moraga, estudiante de Psicología en la Universidad Centroamericana (UCA), como era costumbre el CPF la despidió diciéndole “adiós”, como a todos los clientes, algo que para ella fue ofensivo, sin retirarse del lugar, la joven sacó su celular y empezó a grabar un vídeo, reclamándole por qué le había dicho “adiós” si no la conocía; en el video el CPF se ve que le pide disculpas y que no volverá a pasar, a lo que ella respondió que de volverlo a hacer venía su despido, y que el trabajo de él era cuidar los carros, ver que nadie robe, y que no le correspondía decirle adiós a los clientes, luego se presentó el responsable de seguridad que también le pidió disculpas, pero ella seguía grabando, argumentando que no fue un adiós simple y ya, sino algo ofensivo y morboso, dejando entre ver que a través de su video quería dañar la imagen del vigilante, como opinaron en las redes poco después de su publicación.

Pero como decimos popularmente en Nicaragua, “le salió el tiro por la culata”, ya que los comentarios en su contra no se hicieron esperar, hasta se ganó el apodo de “Lady la ofendida”, comentarios como: “Que se cuelgue un rótulo que diga No me pueden decir adiós”, o “Esta muchachita es una mimada y malcriada, pero los padres son los culpables por mimarla y creerla la gran cosa”, entre otros,  fueron publicados de manera continua, además de miles de memes; en ese mismo momento los responsables preguntaron a los demás clientes si Pedro Mena les había dicho lo mismo, a lo que respondieron que sí y de manera muy amable, además de que Mena era una persona respetable y se llevaba bien con todos.

EL NUEVO DIARIO se presentó en las instalaciones del restaurante, estos dijeron que se tomarían medidas al respecto, pero que el CPF Pedro Mena seguirá laborando con ellos, ese mismo día se les dio la orientación a todos los de seguridad de no decir adiós a los clientes, sino, solo buenos días y buenas noches, esta medida también la tomaron otras empresas para no verse en la misma situación.

El 11 de febrero la empresa tomó la decisión de mandar a Pedro a otras sucursales de manera rotativa, algo que él entendió perfectamente, pero que le afectó económicamente, luego se conoció de manera oficial que fue despedido por tal situación y pidió un empleo fijo a través de este video:

En un medio televisivo se habló de este tema en la cual debatieron algunos expertos, durante el debate, una periodista le preguntó a la comunicadora Fabiola Tellería si hubo discriminación, quedándose en silencio durante 20 segundos, para responder que no, siendo la única que opinaba así, la madre de Valery, Martha Moraga, quiso cambiar las cosas argumentando que el CPF le dijo “adiós” entrando al lugar y no saliendo, pero había testigos que dijeron que todo fue al salir.

En esos días circuló por las redes una disculpa pública supuestamente de Valery a través de su cuenta de Facebook, en la cual decía que estaba arrepentida, que andaba en sus días y con problemas personales, pero muchos se preguntaron: ¿Por qué no le pidió disculpas al CPF personalmente? ganándose nuevamente una lluvia de críticas.

Valery fue víctima de constantes ofensas a través de las redes sociales, algo que le afectó emocionalmente, incluyendo sus estudios universitarios, pero no todo terminó ahí, días después, salió una acusación en contra de Valery por el robo de un celular en octubre de 2017, por la joven Mayra Castro, que era amiga de ella, según su versión, dejó su celular en casa de Valery y esta no lo devolvió.

El 12 de febrero la madre de Valery, denunció por medio de una entrevista con Omar García que su hija estaba siendo amenazada de muerte, hemos sido amenazadas de muerte. No sé en qué momento aplica una amenaza de muerte para una joven de 22 años y su familia con relación a un video que solo fue un comentario que ella lo planteó mal, ¿pero no es motivo de amenazar de muerte verdad? Estamos viviendo momentos de horror en mi casa” relató, pero tanto madre como hija fueron tachadas de ridículas.

En otra entrevista al programa 100% Noticias, Martha Moraga se disculpó diciendo: “Sé que mi hija cometió un error, hizo un desplante al guarda de seguridad, pero tal vez ese no era el enfoque de ella, en su nerviosismo y al estar sola, lo hizo mal, yo utilizo este medio para que disculpen a mi hija por lo sucedido”.

Al siguiente día del suceso varias personas se tomaron fotos con Pedro Mena, el cual se ganó el respeto y admiración de todos, actualmente Pedro José Mena originario de Tipitapa, se encuentra laborando en una tienda, ya que a raíz del incidente y su posterior despido, le fue ofrecido un nuevo trabajo en el que labora desde el 2018.

No se volvió a saber nada de Valery, cerró sus cuentas en redes sociales y pues por decisión de su madre no volvió a la universidad por un tiempo.

Con los años he oído de todo tipo de discriminación contra las personas de escasos recursos que ejercen las labores ya sea de celador, jardinero, vendedor ambulante, conserjes, choferes, entre otros, ya que son calificadas como de bajo perfil, también a algunos padres que les dicen a sus hijos que si no estudian trabajarán así, yo me pregunto, ¿Por qué? Si todos necesitamos de todos, al jardinero lo necesitamos para mantener bello nuestro patio, o el ama de llaves para mantener en orden el hogar, estas personas tal vez aspiraron a un puesto de oficina, pero su labor es tan valiosa como la de un diplomático, que así como se llevaron varios años de estudio para obtener un título, también a ellos les llevó tiempo ganarse el título por su eficacia, y así ha sido; la falta de respeto hacia ese tipo de personas crece día con día, la solución es que los padres les inculquen buenos valores a sus hijos, enseñarles que en la vida nada es fácil y que por la falta de recursos económicos a muchos se les impide llegar largo académicamente, pero su deseo de superarse los lleva a aprender toda clase de oficios, hasta famosos pasaron por ello, entre ellos, Ramón Valdés, Chris Gardner, John Rockefeller y hasta el propio Mario Moreno “Cantinflas”.

El 8 de febrero de 2017, en el centro comercial de Galería Santo Domingo en Managua, se dio un incidente en que dos niños de escasos recursos fueron expulsados de dicho centro por guardas de seguridad, esto fue grabado por Allana Mayorga que de inmediato lo subió a las redes provocando indignación en las personas, según las declaraciones de Allana, estos se encontraban comiendo, cuando de repente se acercaron los se seguridad y por su forma de vestir estos procedieron a sacarlos hasta la salida del local, al día siguiente, Galería publicó un comunicado lamentando lo sucedido y que no tenían conocimiento alguno del incidente.

Por: Harley Ezel
Escritor, poeta y Lic. en diseño gráfico nicaragüense