La empresa de software estadounidense Adobe Inc anunció este lunes que dejará de prestar sus servicios en Venezuela a partir del 28 de octubre, debido a las sanciones de EE.UU. contenidas en la orden ejecutiva 13884.

Después de esta fecha se les niega a los venezolanos el acceso a sus cuentas de Adobe.com, así como el software y demás servicios de esta marca.

En el caso de los usuarios que han pagado por servicios de Adobe, la empresa incluye que además de no poder utilizar el servicio, tampoco recibirán ningún reembolso por parte de la compañía.

«No podemos emitir reembolsos. La orden ejecutiva 13884 implica el cese de toda actividad con las entidades, incluidas las ventas, servicio, soporte, reembolsos, créditos, etc.», argumentó la compañía mediante un comunicado.

Adobe aseguró que harán todo lo posible para restaurar los servicios en Venezuela «tan pronto como sea legalmente permitido hacerlo».

¿Qué dice la orden 13884?

La orden ejecutiva 13884, emitida por el gobierno de EE. UU., solicitada y apoyada por los líderes de la oposición venezolana, tiene como objetivo prohibir la mayoría de los movimientos y servicios entre empresas, entidades y personas estadounidenses en el país suramericano.

Esta orden se ha emitido sin fecha de vencimiento y la decisión de rescindirla corresponde únicamente al Gobierno norteamericano.

Las sanciones le han robado al Estado venezolano más de 12.000 millones de dólares (incluyendo la empresa petrolera Citgo) y mantienen más de 7.000 millones de dólares bloqueados en entidades financieras del mundo.

Ante esto, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, ha solicitado en reiteradas oportunidades el cese de las medidas coercitivas unilaterales, mientras que el diputado opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó en enero como presidente «encargado», afirma que «las sanciones son parte de la presión para obtener el desenlace» del Gobierno.

Ya el pasado mes de agosto, la empresa estadounidense Sedo, que negoció dominios de internet a nivel global, notificó a sus clientes venezolanos la suspensión de sus cuentas. Asimismo, compañías de dominio más grandes, como HubSpot y Patreon, adelantaron que podrían sumarse a la medida.

Reacciones en la red.

Adobe es muy utilizado en Venezuela para la edición de contenidos multimedia, especialmente dos de sus líneas: Adobe Creative Suite (Photoshop, Illustrator, InDesing) y Adobe Producción Studio (Premiere y After Effects).

Por esta razón, la decisión ha despertado una airada reacción en la red social Twitter, donde venezolanos de distintas tendencias políticas rechazan la medida por considerar que afecta únicamente a los trabajadores y no «al régimen de Maduro», como suele argumentar el gobierno norteamericano y la oposición nacional para justificar la aplicación de las sanciones.

La medida es especialmente rechazada por el grueso sector de venezolanos que ha optado por la modalidad de trabajo ‘freelance’, especialmente online, que les permite percibir divisas en medio de la coyuntura económica actual.