Adorable: Mantis religiosa pide agua a humanos

675

El nombre de la Mantis religiosa se le ha dado debido a sus patas delanteras, que están dobladas y dan la impresión de la posición de oración.

Un dato curioso de estos animales aparentemente inofensivos, es que son unos depredadores natos, incluso, suelen comerse entre su misma especie. El ejemplo más famoso es la conducta de la hembra adulta, que se come a su pareja después o durante el apareamiento.

Este adorable hecho se presentó en Brasil. Los hombres iban a entrar a su auto cuando notaron el insecto. No se sabe si por instinto los hombres sabían que la Mantis religiosa tenía sed o si fue  tan decente que no pudieron negarle el vaso de agua.

Por Andrés Soto