La mucormicosis, una peculiar infección fúngica de la que se ha observado últimamente un brote entre sobrevivientes de coronavirus en la India, puede lisiar y ser mortal, según informa la agencia Bloomberg al citar un aviso sanitario del Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR, por sus siglas en inglés), publicado este domingo.
La enfermedad, también conocida como infección de ‘hongos negros’, habitualmente aparece en pacientes con algún tipo de inmunodeficiencia. Es causada por la exposición al moho que suele encontrarse en el suelo, abono, las plantas, así como en frutas y verduras en descomposición. Por su parte, los médicos indios la consideran actualmente una complicación poscovid.

¿Cuáles son los síntomas y quiénes son los más vulnerables?

Entre los síntomas del mal destacan el dolor y enrojecimiento alrededor de los ojos y la nariz, jaquecas, fiebre y tos. Además, puede manifestarse con dificultades respiratorias, vómitos con sangre e, incluso, un estado mental alterado, según indican los expertos.
En cuanto a las áreas directamente afectadas, la infección puede asentarse en los senos nasales o los pulmones, tras ser inhaladas las esporas del hongo. Las personas más vulnerables son aquellas que han estado tomando muchas medicinas recientemente o que pasaron largo tiempo en unidades de cuidados intensivos. Entre sobrevivientes del covid-19, la murcormicosis puede implicar en casos extremos la pérdida de la mandíbula superior y de los ojos.

¿Cómo prevenirla y tratarla?

La propagación de esta letal amenaza fúngica puede prevenirse o ralentizarse mediante el uso de mascarillas, zapatos, pantalones y camisas de manga larga, así como de guantes, a la hora de manipular tierra, musgo o estiércol o simplemente laborar en obras polvorientas.
Al personal sanitario se le aconseja monitorear los niveles de glucosa en sangre de los posibles afectados, al igual que usar siempre agua perfectamente limpia y estéril en los humidificadores que se utilizan en la oxigenoterapia. El IMCR también insta a un uso no excesivo de esteroides, dado que pueden exacerbar el curso de la enfermedad.
Entretanto, y ahora bajo la amenaza subsecuente de la propagación de los hongos negros, la India ha registrado más de 300.000 contagios diarios de coronavirus durante más de 15 días. Los primeros casos de mucormicosis entre los pacientes con covid-19 fueron reportados allí en diciembre pasado.