Airbus Perlan Mission II es una iniciativa para llevar a un planeador sin motor hasta el límite con el espacio para recabar información hasta ahora desconocida sobre el vuelo de gran altitud, la meteorología y el cambio climático, reanudó sus vuelos esta semana desde su base estadounidense del aeropuerto Minden-Tahoe.

Los pilotos del Proyecto Perlan, Jim Payne y Miguel Iturmendi, llevaron al planeador presurizado a su mayor altitud hasta la fecha alcanzando los 30.615 pies (9.331 metros).

Perlan 2 pasará la primavera ascendiendo por corrientes de viento – denominadas ondas de montaña – en los cielos de Sierra Nevada, EE.UU., antes de dirigirse en mayo a Argentina para llevar a cabo su segundo año de operaciones de vuelo en la Patagonia.

Ed Warnock, CEO del Proyecto Perlan, declaró: “El año pasado, nuestro equipo adquirió una experiencia y un conocimiento muy valiosos sobre el vuelo del planeador en los Andes. Gracias a esta información hemos realizado mejoras en la aeronave, lo que nos va a permitir conseguir todavía mayores éxitos este año, primero en Nevada, EE.UU., y después en Argentina, si las condiciones de las ondas y de la meteorología son óptimas”.

Los pilotos del Proyecto Perlan, Jim Payne y Miguel Iturmendi

El equipo está a la búsqueda de ondas de montaña estratosféricas que solo se dan en unos pocos lugares de la Tierra, como la Patagonia, y únicamente unas cuantas semanas al año, para alcanzar la altitud que permitirá a la aeronave realizar su investigación.

“Estamos entusiasmados con la vuelta a los cielos del planeador Perlan 2 para iniciar otra temporada de exploraciones porque esta empresa nos inspira a todos a ampliar los límites de nuestro pensamiento”, declaró Allan McArtor, presidente de Airbus Americas. “En un entorno competitivo como el actual, la innovación no puede ser únicamente una palabra de moda y Airbus Perlan Mission II es solo un ejemplo de cómo nosotros ponemos las ideas en práctica”.

El equipo del Proyecto Perlan, compuesto exclusivamente por voluntarios, ha modernizado recientemente el planeador experimental Perlan 2, que cuenta con una cabina de pilotos presurizada, aviónica mejorada y sistemas de soporte vital. Las mejoras más importantes consisten en:

  • Calefacción para elementos críticos – En base a los datos recogidos durante la primera temporada de operaciones en Argentina, el equipo ha instalado un sistema de calefacción adicional para asegurar que los sistemas críticos para la misión, como la batería y los reguladores de aire y oxígeno, no se vean afectados por las temperaturas extremadamente bajas que se dan a gran altitud.
  • Mejoras en la palanca de mando – Se han realizado modificaciones en las palancas de mando para mejorar la interfaz piloto-aeronave.
  • Actualizaciones del simulador de vuelo – El simulador de vuelo del equipo se ha actualizado para mejorar el entrenamiento de los pilotos cuando preparan vuelos de gran altitud.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente