Al menos 5 muertos y 8 heridos en un tiroteo en un aeropuerto de Florida

El autor de los disparos ha sido reducido por la Policía

446

Al menos cinco personas murieron y ocho resultaron heridas hoy en el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood (EE.UU.), después de que una persona, que ya fue detenida, abriese fuego en la zona de recogida de equipajes, informaron medios locales.
Pocos minutos después un segundo tiroteo se registró en la zona de aparcamiento del mismo aeropuerto.

Poco antes, Barbara Shareif, alcaldesa del condado de Broward, donde se asienta Fort Lauderdale, aseguró que no hay pruebas de que el autor de los primeros disparos, ya detenido por las autoridades, haya “actuado en complicidad con otros”.

Sin embargo, TSA indicó a través de Twitter de que hay un “tirador activo” en el aeropuerto, instalaciones que han sido “cerradas”.

La Oficina del Alguacil del Condado de Broward, donde se asienta Fort Lauderdale, confirmó a través de Twitter la muerte de “cinco personas”.

El senador por Florida Bill Nelson dijo al canal MSNBC que el nombre del sospechoso del primer tirador es Esteban Santiago, que portaba una identificación militar cuya autenticidad se desconoce.

El tiroteo se produjo a las 12.55 hora local (17.55 GMT) en la zona de recogida de equipajes de la terminal 2, donde el autor fue reducido por agentes y se encuentra detenido.

Según algunos testigos, el tirador, que no dijo nada, parecía ser un hombre de 20 años que llevaba una camiseta de Star Wars. La Policía disparó contra él cuando intentaba recargar su arma para seguir disparando

John Schlicher, uno de los testigos ha dicho a la MSNBC, que el tirador era un “hombre delgado” que estaba “disparando directamente contra nosotros” mientras los pasajeros esperaban que sus maletas salieran por la cinta transportadora.

“Bajé la cabeza y rogué”, dijo Schlicher, agregando que su esposa dio primeros auxilios a alguien que había recibido un disparo en la cabeza. Su suegra usó su suéter para atender a otra persona, pero resultó que la víctima ya estaba muerta, dijo Schlicher.

La citada terminal ha sido desalojada, así como las zonas próximas a las puertas D4 y D5 del Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale, al norte del Miami. Los pasajeros han sido desviados hacia las pistas del aeropuerto.

Aunque en un primer momento se mantuvo la actividad en el aeropuerto, desde donde despegaron aviones, finalmente las autoridades ordenaron la suspensión de su funcionamiento, mientras que en los cercanos aeródromo y puerto de Miami aumentaron las medidas de vigilancia.

El gobernador de Florida, Rick Scott, ya anunció que se dirige hacia el aeropuerto del sureste de Florida para ser informado en persona sobre el incidente.
Imágenes de televisión muestran el desalojo de cientos de pasajeros y empleados a la pista del aeropuerto, así como la presencia de la Policía y ambulancias.

El secretario de prensa de la Casa Blanca del expresidente George W. Bush Ari Fleischer, que se encontraba en esos momentos en el aeropuerto reflejó el caos vivido a través de Twitter: “Se ha disparado tiros. Todo el mundo corre”.

Posteriormente, explicó que la situación se “calmó”, pero que las autoridades no permitían salir a nadie del aeropuerto en la zona donde él se encontraba.

La Oficina del Alguacil, Scott Israel, informó a través de Twitter de que están siendo aerotransportados los heridos a hospitales cercanos y que el segundo piso del aeropuerto sigue abierto.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fue informado de lo que está sucediendo en el aeropuerto de Fort Lauderdale por su asesora de seguridad nacional y lucha antiterrorista, Lisa Mónaco, indicó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), Ned Price.

El presidente electo, Donald Trump, dijo a través de Twitter que sigue de cerca la “terrible situación en Florida” y habló con el gobernador del estado, Rick Scott, que se está trasladando al aeropuerto de Fort Lauderdale para ser informado de lo sucedido.