Albert es el primer gato con 126 mil seguidores en Instagram, que con su aspecto gruñon ha revolucionado las redes sociales. Este felino ha enriquecido a su dueño, el cual asegura que su mascota es muy cariñosa y amigables a pesar de su aspecto.

Grumpy Cat fue uno de las primeras mascotas en convertirse en un fenómeno viral y una celebridad. Esto generó, además, que se convirtiera en una mina de oro para sus dueños. Su reinado parece estar llegando a su fin: con una penetrante e incisiva mirada, Albert sin dudas es uno de los gatos con expresión facial más rara en el mundo. Con una imagen de un clásico felino enojado, no deja de alegrar y enternecer a sus más de 126 mil seguidores en Instagram y se convirtió en la última sensación.

Este gato fue rescatado de un refugio de animales por Susan y Michael Singleton, un matrimonio de Salt Lake City, Utah, Estados Unidos. Sus amos afirman que Albert siempre tuvo la misma expresión desde el día que lo conocieron, esta fue una de las causas por las cuales decidieron llevarlo a casa.

Pese a su gesto de desconfianza eterno y enojo, sus dueños aseguran de que se trata de un gato sumamente amigable que disfruta de la compañía humana. Su mayores placeres son los juegos, beber del grifo y entretener a sus seguidores con disfraces que definitivamente le quedan muy bien.

“Realmente es un amor. Lo queremos muchísimo. Y de hecho, le gusta que lo acaricien, los niños y jugar con otros gatos”

Aseguró su dueña Susan a Pet 360.

Su nombre fue escogido por su similitud con el físico Albert Einstein, sin dudas su pelaje y mirada de concentración tuvo mucho que ver en esta selección.

Su pelaje definitivamente llama la atención de muchos, un estudio publicado en the Journal of Heredity reveló la existencia una nueva raza felina, denominada como Selkirk Rex, a la que pertenece Albert.

Los Selkirk Rex, que muy pocas personas poseen hoy en día, forman una raza completamente nueva. Son el resultado de una mutación genética que generó una especie única en el mundo.

Gracias a los anteriores apareamientos con otras razas de gatos, “el nivel actual de la diversidad en la raza Selkirk Rex parece ser suficiente para poder considerar la posibilidad de limitar el número de otras especies que pudieron emparejarse con estos gatos”, explica Serina Filler, principal responsable del estudio.

Además, “esto ayudaría a desarrollar una forma única de la cabeza y del cuerpo y hacer la raza aún más distintiva”, añadió.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente