Alcalde… agite el cernidor

469
quinto guerra cartagena+1

Probablemente cuando este artículo salga a la luz ya el electo alcalde de Cartagena, Antonio Quinto Guerra Varela, no sólo habrá conformado la totalidad o gran parte de su Gabinete, sino que el mismo es posible que ya lo conozca la opinión pública.

La ciudadanía confía en su nuevo Mandatario y espera que para su brevísimo periodo de gobierno se “entregue a fondo” y saque a relucir toda su experiencia en el sector público para que yerre lo menos posible y agite muy bien el cernidor en sus decisiones.

Así como el cernidor permite separar o colar lo fino de lo grueso; así mismo esperamos que el alcalde Guerra Varela acierte haciendo pasar muy bien por el cedazo, y cuantas veces sea necesario, a las personas que lo acompañarán. El tiempo no permite improvisaciones con personas incompetentes, neófitas o de competencias laborales  y perfiles diferentes a las responsabilidades le entreguen.

Si son requisitos legales para incorporarse a la función pública el aporte de los conocidos certificados de la Procuraduría, Contraloría y Policía, entre otros, el mejor, indiscutible y verdadero aval es el aval moral y el aval de la honestidad, pulcritud y seriedad con la que el funcionario se desempeñe en el ejercicio de su cargo.

Sobreabundaría en recordar todo lo que ha ocurrido en la ciudad, no solo en lo reciente, sino en lo pasado; sucesos que el Alcalde conoce muy bien y de primera mano, y que precisamente han constituido los bochornosos hechos que son las razones de la seguidilla de encargos, designaciones y mandatarios atípicos que han hecho que la ciudad  permanezca en la inequidad e injusticia social; circunstancias a las que definitivamente hay que comenzar por ponerle punto final.

El cernidor o el cedazo, señor Alcalde, téngalo en cuenta y úselo todas las veces que pueda para no permitir que todas esas conocidísimas personas, grupos políticos, contratistas, financistas o gremios de la ciudad, el departamento y la región intervengan de manera indecorosa e impositiva en su gestión como mandatario de la ciudad.

Aparte de los muchos ojos que estarán puestos sobre esta reducida etapa de gobierno; estamos convencidos que el electo Alcalde tendrá la capacidad para convocar a la unidad y a trabajar unidos por una ciudad en la que la mayoría de los que han logrado el favor popular asumiendo su administración lo que han hecho es burlarse de ella e irrespetarla al punto de saquearla sin medida ni conmiseración alguna.

En lo que fue la sede de la gobernación de Bolívar en el Palacio de la Proclamación, antes de la infausta decisión del ex gobernador Gossaín Rognini, hubo en uno de los descansos de las escaleras que conducían al despacho del gobernador, una placa de mármol con la frase del Libertador Bolívar: “El verdadero amigo del gobernante es aquel que se atreve a decirle la verdad”.

 Confiamos que el Alcalde mantendrá el cernidor a mano en cada una de sus decisiones; y que recuerde que si Bolívar le dijo a Rondón: “Coronel salve usted la patria”; Cartagena le dice: Alcalde…salve usted a Cartagena.

Por: Álvaro Morales
alvaro morales 2018