Alcalde de Medellín advierte que muerte de Gordo Arepas no acaba la criminalidad

337

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, advirtió que el asesinato de Jonathan Stuart Buriticá Gil, alias Gordo Arepas, uno de los supuestos delincuentes más buscados del noroccidente de Medellín, y las capturas de El Diablo y el Pecoso NO solucionan la criminalidad en esas comunas de la capital antioqueña y ratificó que persistirán en la lucha frontal contra las bandas que dirigía este cabecilla muerto y las de los capturados de otras agrupaciones.

Explicó que después de identificar y denunciar a los tres líderes de las bandas criminales, quienes serían los responsables del aumento de los homicidios en esos sectores de Medellín, debido a enfrentamiento para dominar los negocios ilícitos del microtráfico y la extorsión al comercio y el trasporte, también hay que identificar a todos los miembros de esas bandas delincuenciales.

“La estrategia continúa. No quiere decir que porque usted captura a un cabecilla o dos, o que dentro de la misma organización ellos cometan el homicidio de los líderes entonces ya pasó. Ahí están otros identificados y uno ellos lamentablemente fue asesinado. Nosotros tenemos que seguir; las personas que reemplazan a los líderes están identificadas y trabajamos para que se expidan las órdenes de captura”, concretó el alcalde Gutiérrez Zuluaga.

En Medellín han aumentado los homicidios en 10%, y la mayoría de estos crímenes se han cometido la zona noroccidental, comunas de Castilla y Robledo, con 34 asesinatos más en lo corrido del 2016, en comparación al 2015.

“Esto no es solo un tema policivo, también tenemos que llegar con inversión social, porque si no llegamos con otras instituciones se pierde el esfuerzo”, concluyó el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, para reiterar la decisión de proseguir en los operativos policiales pero también con la presencia de Estado a través del gobierno municipal.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente