El año pasado, la Acaldía de Bogotá junto con la Secretaría de ambiente trabajaron para hacer frente al tráfico de animales silvestres en Bogotá. Durante las operaciones de rescate y las campañas de prevención se logró regresar a su hábitat 1,049 animales ya rehabilitados.

Los animales rescatados pertenecían principalmente a los departamentos de Nariño, Bolívar, Meta, Cauca, Casanare, Valle del Cauca, Cesar y Cundinamarca y hasta estos lugares fueron llevados nuevamente los animales rehabilitados por la Secretaría de Ambiente.

El secretario de ambiente Francisco Cruz Prada resaltó que durante el año anterior se lograron recuperar más de 2.600 animales silvestres que hacían parte del comercio ilegal, “junto con la Policía Nacional, en 2018 desarrollamos operativos en las terminales de transporte, en el Aeropuerto El Dorado y en las plazas de mercado” afirmó Cruz.

Se rescataron 1674 invertebrados, 594 aves, 297 anfibios y 135 reptiles. Durante el proceso los animales son evaluados por un equipo de zootecnistas, biólogos y técnicos del Centro de Fauna Silvestre ubicado en Bogotá, luego de esto “viene toda una fase de rehabilitación. Posteriormente, con otras entidades del país, los reintegramos a su hábitat” declaró el secretario de ambiente.

Además de sacar a los animales de su hábitat para venderlos, los traficantes cometen otros crímenes para cumplir su cometido “Por ejemplo, en la Costa Atlántica incendian gran cantidad de bosque para capturar a las tortugas que salen huyendo del fuego. Lo cual implica acabar con el suelo, con la materia vegetal, con insectos, animales rastreros, con una zona de fauna y flora nativa de nuestros bosques” explicó Cruz.

La manera más común de operar de los traficantes es a través de la encomienda, que es básicamente poner los animales en cajas y remitirlos a su destino por medio de empresas de envíos.

De los casos más relevantes del 2018 está el de cuatro pitones asiáticas, tres boas constrictoras y 540 pepinos de mar incautados en el aeropuerto El Dorado, estos animales iban a ser enviados a Hong Kong.

El secretario de ambiente hace un llamado, además, a las personas que poseen animales silvestres en sus hogares para que los entreguen y puedan ser rehabilitados y regresarlos a su hábitat natural y recuerda que el tráfico de especies silvestres puede tener multas hasta de 3.600 millones de pesos y penas de hasta 9 años de prisión.