Hamburgo es la ciudad alemana con el mayor número de estaciones de recarga para vehículos eléctricos, según los nuevos datos recogidos por la federación alemana de la economía energética e hídrica.

Según el recuento, en la ciudad portuaria del norte de Alemania los usuarios disponen de 785 estaciones públicas de carga. Le siguen Berlín con 743 puntos de recarga, Múnich (392), Stuttgart (382) y Düsseldorf (209).

En cuanto a los estados federados del país, Baviera ocupa el primer puesto con 2.715 estaciones de carga. El segundo puesto corresponde a Renania del Norte-Westfalia, con 2.345 puntos, seguido de Baden-Württemberg (2.205), Hesse (1.179) y Baja Sajonia (1.172).

La cifra de estaciones de carga para vehículos eléctricos aumentó hasta mediados de 2018 en un 25 por ciento respecto al año anterior y suma en total unas 13.500 plazas. A ellas se les añaden casi 6.700 estaciones de carga en Alemania que sólo son semipúblicas, por ejemplo porque se encuentran en las instalaciones de empresas.

“En ciertas ciudades la cobertura ya es tan amplia que apenas un par de coches comparte una estación de carga”, señaló el presidente de la federación, Stefan Kapferer.