Alemania y España, dos de las grandes favoritas a llevarse el Mundial de Rusia, empataron hoy 1-1 en uno de los amistosos más esperados de estos días, que evidenció la gran igualdad que existe entre las dos potencias.

En un vibrante duelo en el que nadie escatimó esfuerzos para llevarse la victoria, la vigente campeona mundial y la campeona del mundo en 2010 alargaron la fabulosa estadística que comparten: ni una sola derrota en los dos últimos años.

Ninguna sucumbió en el Espirit Arena de Dusseldorf, en un choque en el que España golpeó primero a través de Rodrigo y Alemania no tardó en responder con un gran gol de Müller.

En el partido número 150 de Sergio Ramos, los hombres de Julen Lopetegui ofrecieron fases de fútbol brillante en los primeros 45 minutos. Con el partido roto en el segundo tiempo, Alemania exhibió todo su potencial ofensivo hasta que los cambios introducidos por Joachim Löw alteraron la sintonía de su once inicial.

“La sensación es positiva. Jugamos ante el mejor equipo del mundo y creo que hemos jugado un buen partido”, afirmó un “satisfecho” Lopetegui tras el duelo.

“Venir a Alemania y querer dominar los 90 minutos es complejo. Hemos demostrado personalidad y en todo momento hemos ido a ganar el partido”, añadió el seleccionador español.

La dos últimas campeonas mundiales protagonizaron una buena y entretenida primera parte en la que los españoles dominaron la posesión y ofrecieron muchos minutos de gran fútbol, pero las mejores ocasiones cayeron del lado de los germanos.

El marcador, no obstante, lo abrió España, en una jugada que evidenció la excepcional clase de Andrés Iniesta y el dulce momento que atraviesa el delantero del Valencia Rodrigo, que se ganó medio boleto a Rusia en la lucha en una posición de delantero centro que desde hace tiempo carece de dueño en la selección española.

Avanzando por la banda izquierda, el mediocampista del Barcelona se inventó un pase de tiralíneas para Rodrigo que, sorprendiendo a la defensa alemana y desde dentro del área grande, definió de manera perfecta ante Marc André Ter Stegen.

Con su buena actuación de hoy, el hispano-brasileño pudo haberse ganado medio boleto para ocupar en Rusia una de las plazas de delantero centro que aún no tienen dueño en el equipo español.

Alemania no se arrugó. Y al tempranero gol de los de Lopetegui, respondió con dos buenas ocasiones y una presión alta, que dificultó la salida de balón de los dirigidos por Lopetegui.

“Sabíamos que nos íbamos a encontrar dos equipos muy buenos. Los primeros 20 minutos pertenecieron a España, que se puso merecidamente en ventaja”, señaló Toni Kroos a la emisora alemana ARD.

“Ha sido un buen test para nosotros. Estamos en buen nivel, pero podemos mejorar”, añadió el centrocampista del Real Madrid.

Con Thiago en el lugar del lesionado Busquets, a España le costó más de lo habitual salir con el balón controlado. Eso no impidió que, en ocasiones, y bajo la batuta de Iniesta, la campeona de 2010 dejara pasajes de juego primoroso.

Alemania, mientras, siguió buscando la fórmula para batir a un David de Gea muy seguro bajo el arco español. La encontró con un espectacular disparo de larga distancia firmado por Müller.

El derechazo del goleador alemán desde la frontal del área entró tan pegado a la escuadra que la estirada del arquero español fue inútil.

“Hemos podido encontrar un buen ritmo después de recibir el gol. Ha sido un buen partido”, señaló Ter Stegen. “Hoy hemos jugado ante uno de los favoritos al título en Rusia y ambos hemos hecho un partido a la altura”, añadió el arquero del Barcelona.

Igualado de nuevo el pulso en el marcador, el ritmo de ambas selecciones disminuyó a la espera de una segunda parte que comenzó alocada, con ocasiones para ambos equipos.

Los de Löw avisaron en el primer minuto con un disparo lejano de Draxler que salvó la mano de De Gea.

España, más metida atrás de lo que acostumbra y con menos control del balón tras la entrada de Saúl en el lugar de Iniesta, esperó al 55′, en un remate de Isco, que salvó milagrosamente Ter Stegen.

La réplica germana llegó en la siguiente jugada, en otra ocasión de Draxler que topó con la manopla del arquero español.

El choque entre dos de las grandes favoritas al título mundial en Rusia estaba totalmente roto, convertido en un trepidante correcalles que entretuvo de lo lindo a la hinchada del Espirit Arena.

Los seleccionadores trataron de intervenir en el duelo con sus cambios que, en general, rebajaron la sincronía de ambas selecciones.

Hummels pudo decantar la balanza para los alemanes con un balón al palo tras un gran centro del madridista Toni Kroos. Diego Costa también protagonizó una doble ocasión para los de Lopetegui, que desbarató bien la defensa germana.

El ritmo y las ocasiones decayeron luego en las dos áreas, como si alemanes y españoles estuvieran ya conformes con un resultado que mantuvo su condición de invictas en los dos últimos años.

Tras medirse a la vigente campeona mundial, España pasará una nueva prueba antes del Mundial el martes ante Argentina, la subcampeona y otras de las aspirantes al cetro en Rusia. Alemania se medirá a un Brasil que, tras fracasar en su Copa del Mundo precisamente frente a los germanos, ahora figura entre los favoritos al título.

Por: Klaus Bergmann y Noelia Román