Alemania y Francia advirtieron este lunes al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que no abandone el acuerdo atómico con Irán.

“Tememos que un fracaso lleve a escaladas y volvamos a la época anterior a 2013”, señaló el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, en una reunión con su colega francés, Jean-Yves Le Drian, en Berlín.

Con el acuerdo, el mundo es un lugar más seguro que sin él, añadió. En la Unión Europea se elaboraron buenas propuestas para el “socio americano”, sostuvo y afirmó que en épocas turbulentas la amistad germano-francesa es un pilar importante.

Le Drian, a su vez, aseguró: “Estamos completamente decididos a salvar este acuerdo”. Es el medio correcto para lograr que Irán no tenga armas nucleares, añadió.

Ambos jefes diplomáticos subrayaron que independientemente de la decisión de Washington sostendrán el acuerdo. “No vemos ninguna alternativa real a los mecanismos de control y las limitaciones al programa atómico iraní”, dijo Maas.

Trump quiere dar a conocer hoy su decisión si continúa con el acuerdo o no. Tras ello, Alemania, Reino Unido y Francia, cuyos gobiernos están en contacto permanente, coordinarán el camino a tomar.

El acuerdo atómico con Irán fue alcanzado en julio de 2015 por Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania. En él, Teherán se compromete a limitar drásticamente partes esenciales de su programa atómico con el fin de no poder fabricar armas atómicas. Como contrapartida, se levantaron sanciones contra Irán y se prometió una normalización de las relaciones económicas con Occidente.

Tras la firma del acuerdo, Estados Unidos, aún presidido por Barack Obama, no eliminó las sanciones económicas con Irán, sino que las suspendió.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente