Alessandra Rampolla busca salvar ocho matrimonios

368

Alessandra RampollaOcho parejas, en el caso de Colombia todas heterosexuales, que están al borde de la separación, asumieron el reto de inscribirse en la primera temporada colombiana en ‘Escuela para maridos’.

Este reality será estrenado el jueves, 19 de mayo, a las diez de la noche con un equipo docente conformado por el actor, fotógrafo y músico colombiano Diego Cadavid como confidente de las parejas y que tiene al frente de “la escuela” a la sexóloga puertorriqueña, Alessandra Rampolla y al periodista argentino Alejandro Fantino.

Alessandra profesional en relaciones de pareja, es la encarga de toda la parte académica y las clases para que sean mejores maridos.

En la escuela

-¿Qué es Escuela para Maridos?

Es un programa altamente educativo enmascarado en un show de entretenimiento. Si la gente ve sólo los avances, ve lo chistoso y los enfrentamientos, pero si ven los capítulos completos verán las clases, seguramente las comentarán con sus parejas y posiblemente tomen sus propias medidas para su matrimonio.

Para mí es vital que los programas de televisión que realizo tengan que ver con mi profesión, con buen contenido y que aporten; y ‘Escuela para maridos’ tiene mucho contenido para las parejas.

-¿Por qué Escuela para Maridos?

Porque Fox Life es un canal dirigido a las mujeres, pero en realidad creo que al final es una escuela para parejas, porque las dinámicas tratan de la problemática de la pareja.

-Ha hecho todas las versiones en español de ‘Escuela para maridos’. ¿Qué diferencia ha encontrado entre las parejas de país a país?

Vi grandes diferencias entre Argentina, Colombia y México. De Colombia me sorprendió el nivel de consumo de alcohol que existe, porque desinhibe mucho pero también genera comportamientos no deseados y violentos, que impacta negativamente a las parejas.

En el programa cuando se generaban las discusiones y había alcohol de por medio, la cosa era muy seria y el nivel de agresividad era alarmante.

-¿Y cosas en común?

Creo que es la vagancia, dejar de conquistar, de seducir y ser elegante frente a la pareja. Es una vagancia que no es culpa de nadie, porque nadie te prepara para vivir en pareja. Los cursos prematrimoniales son una media mañana, lo cual es ridículo.

-¿Qué tal la experiencia en Colombia?

Son varias semanas trabajando de sol a sol, con muchos ejercicios que generan reacciones y así poder intentar solucionar los problemas, como el conocer y ver las fantasías de las parejas.

Los colombianos fueron muy comprometidos, realmente llegaron buscando soluciones para sus matrimonios que estaban al borde de la separación. Es clave el proceso de selección de las parejas, porque para nadie es un secreto que muchas personas buscan en un reality para aparecer en televisión, pero eso no lo encontramos en Colombia.

-¿Y el machismo?

Con la versión mexicana, por ejemplo, me esperaba el machismo, pero no esperaba tanta sumisión por parte de mujeres tan jóvenes, con muchas contradicciones, donde ellas no estaban de acuerdo con ciertos comportamientos de sus maridos pero les facilitaban todo para que ellos sigan comportándose así.

-¿Cómo convencen a las parejas?

Son parejas que se encuentran en el límite, a punto de la separación, y que en ‘Escuela para maridos’ ven como la última oportunidad para salvar el matrimonio o sencillamente decidir separarse.

Hay de todo tipo de parejas, de distintas edades, diferente tiempo juntos, con problemas como el machismo, los celos, la falta de sexo o la hipersexualidad.

-¿Le hacen seguimiento a las parejas luego del programa?

Desde el canal no, pero por las redes sociales los he visto a muchos y he notado como han cambiado, la mayoría para bien. Ahora, si necesitan ayuda, siempre estaremos para ayudar.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente