Es importante recordar que todos podemos ayudar a prevenir las mordeduras de perro. Según la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA), algunos de los pasos críticos incluyen socializar adecuadamente a la mascota y enseñar a los hijos cómo interactuar con los perros.

Pet Food Institute le da tres recomendaciones para prevenir las mordeduras de perro:

Socialización.

La socialización, o cuando un cachorro se presenta a nuevas personas, lugares y ubicaciones, debe comenzar entre las 3 y 14 semanas de edad. AVMA recomienda que se desarrolle un plan para los diferentes entornos que formarán parte de la vida de su nuevo perro. Trate de exponer con cuidado a su mascota a personas que usan sombreros, llevan paraguas o sostienen otros objetos cotidianos que podrían percibirse como una amenaza.

No lo olvide: asegúrese de que su perro esté completamente vacunado antes de que esté expuesto a áreas con una alta probabilidad de perros no vacunados.

Si ha adoptado un perro mayor y no está seguro de su historial de socialización, tómese el tiempo para relacionarse con su mascota y aprender su temperamento antes de presentarle a su perro nuevas experiencias.

Aprenda los signos.

Un perro puede mostrar indicaciones físicas de que está molesto o a punto de morder. Algunas de las acciones obvias incluyen ladridos o gruñidos, pero también hay algunos signos inesperados. Si un perro se agacha o aplana las orejas, se tensa o mira a una persona, o incluso mueve la cola o se da vuelta para exponer su barriga, el perro puede tener miedo o estar estresado.

Enseñe a sus hijos cómo interactuar con perros.

También es importante enseñar a sus hijos cómo acercarse y acariciar a un perro. Esto incluye instruir a su hijo o hija para que siempre le pregunte al dueño antes de acariciar a un animal, incluso si conoce al perro, y que lo haga con cuidado y evite gritar o movimientos bruscos. Recuerde evitar tocar a un perro si está durmiendo o comiendo, y deje que el perro esté solo en su jaula o cama, ¡todos apreciamos pasar un tiempo a solas!

Sobre este tema, Carlos Cifuentes, veterinario de Pet Food Institute, recomienda que “es importante aclarar con los menores que no se deben acercar a acariciar a los perros hasta hablar con el dueño de la mascota. También es importante tener en cuenta que no debemos dejar a los niños solos con el perro, debemos procurar que los niños no jueguen de manera agresiva con las mascotas y finalmente, evitar que los niños se acerquen al perro cuando esté comiendo”.

Si acaba de traer un cachorro a casa o si a su hijo le encanta saludar a los perros del vecindario, todos podemos desempeñar un papel en la prevención de las mordeduras de perros.