Alonso: “En Ferrari me culpaban por cualquier cosa el último año”

289
  • El rumbo que siga McLaren en 2017, clave para que siga en F1

Fernando Alonso afronta el final de temporada con esperanzas de seguir avanzando como hasta ahora y de que la temporada 2017, con un nuevo reglamento que traerá consigo monoplazas más agresivos, le permita luchar delante junto a McLaren-Honda.

Tras ganar dos Mundiales consecutivos en 2005 y 2006, las cosas no han terminado de salirle al asturiano, que rozó el título en 2007 con McLaren en su primera etapa y de nuevo en 2010 y 2012 con Ferrari. Un equipo Ferrari del que salió con la espina clavada de no poder ganar un título vestido de rojo y con la sensación de que ya no era su lugar en el último año allí.

En Ferrari sentí que sólo podíamos luchar por el segundo puesto y no era justo. Cuando llegué a Ferrari, Montezemolo era el presidente y Domenicali el director deportivo. Ese era un muy buen grupo de personas”, ha dicho al diario austriaco ‘Kleine Zeitung’.

“Pero sobre todo en mi último año hubo gran cantidad de cambios y tuve la sensación de que ese ya no era mi lugar. Tenía la sensación de que ya no podíamos ganar. También en el último año ocurrieron cosas extrañas, me echaban la culpa de cualquier cosa, como por ejemplo de que la suspensión delantera no funcionara correctamente. Yo sabía que mi punto de partida en McLaren sería significativamente menor, pero sabía que estaban muy motivados y que progresarían rápidamente. En Ferrari partían con un progreso del 95%, pero se quedaron siempre en ese 95%“, ha proseguido.

Sobre McLaren, confía en el proyecto, pero la edad comienza a ser poco a poco un hándicap y necesita esa motivación extra para continuar que sólo le puede dar un monoplaza con el que aspire a volver a reinar en la Fórmula 1. Si no, tiene claro que es muy probable que pare tras 2017.

Es muy posible que pare en 2017 si las cosas no van mejor. En 2017 finaliza mi contrato con McLaren Honda y tendría que renegociar. También tengo que considerar mi situación personal. Ahora tengo 35 años, con lo que entonces ya tendré 36. Si todavía tuviera sueños por cumplir como lograr mi primera victoria, mi primer título Mundial o necesitara el dinero, entonces no me iría. Pero ahora, después de 16 años, ya sólo necesito divertirme“, ha apuntado el asturiano.

Y es que Alonso, junto con sus otros compañeros de parrilla, vive en una Fórmula 1 en la que el piloto ya no es el protagonista con coches y sistemas muy complejos que no les permiten pilotar al máximo en cada vuelta, algo que confía que cambie de cara al próximo año.

“Es cierto, sin duda, que en la F1 de hoy día, el piloto tiene menos influencia en el desarrollo del coche. Los coches se han vuelto muy complejos. Hace unos años era más fácil,sólo había que conducir rápido. En los últimos diez o quince años, el deporte está cada vez más en manos de los ingenieros y los grupos de trabajo técnicos que deciden sobre las reglas. Los coches son más pesados, más lentos que antes, tenemos que ahorrar constantemente neumáticos y combustible desde la primera vuelta. Todo va en contra de los instintos del piloto. Conducir despacio no es divertido, uno siempre quiere ir lo más rápido posible, incluso cuando pilotas un kart”, ha concluido.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente