Alrededor de 1300 pequeñas y medianas empresas trasladaron su sede fuera de Cataluña

290
caixa-bank

Unas 1.300 pequeñas y medianas empresas (pymes) han trasladado su sede social fuera Cataluña por la situación en esa región española debido al desafío independentista de las autoridades catalanas, según se deduce de una encuesta de la patronal Pimec.

Esa cantidad representa un 1 % de las empresas catalanas de hasta 250 trabajadores, mientras que otro 2,2 % se plantea cambiar el domicilio a localidades de otras regiones españolas. Por el contrario, el 79,3 % de estas empresas no piensa en estos momentos cambiar la sede, un 15,7 % señala que no lo sabe y un 1,8 % no contesta.

Según el sondeo, realizado entre el 14 y 18 de octubre, el 65 % de las pymes catalanas aseguran también que la situación política actual no les afecta económicamente, frente a un 34 % a las que sí les ha impactado negativamente, según reconocen.

Un 11 % de las pymes dicen que ya han abierto cuentas bancarias fuera de Cataluña y un 13 % lo piensan hacer, mientras que un 23 % sienten inquietud financiera, frente a un 54 % que se muestran tranquilas. Un 10 % de las empresas señala que han paralizado las decisiones de inversión y un 9 % no lo piensan hacer.

La encuesta de la patronal catalana está basada en una muestra de 401 empresas, representativas de las 130.000 pymes de Cataluña, que emplean a 1,1 millón de personas.

Por su parte, el Colegio de Registradores de España informó este jueves de que 917 empresas, en general, han sacado su sede social de Cataluña desde el referéndum inconstitucional de autodeterminación del pasado 1 de octubre.

Entre ellas, están los bancos CaixaBank y Banco Sabadell, la empresa de energía Gas Natural Fenosa, el grupo editorial Planeta, la aseguradora Catalana Occidente, la concesionaria de autopistas Abertis, la firma de vinos y cavas Codorníu Raventós, la de alimentos Pastas Gallo y la empresa biotecnológica Pangaea Oncology.