camara por Bolivar

Siempre hemos sabido que los perros aman de verdad a sus dueños, y ahora científicos de la Universidad Azabu de Sangamihara (Japón) han descubierto por qué su amistad con los humanos es tan especial.

El contacto visual refuerza el amor entre ambas especies, de la misma manera que ocurre entre los humanos. Cuando dos personas que se quieren se miran a los ojos, su cerebro aumenta los niveles de oxitocina (una hormona que ayuda al cerebro a establecer relaciones de afecto duraderas). Bueno, pues lo mismo sucede entre los canes y sus amos.

Los investigadores llegaron a esta conclusión después de estudiar el comportamiento de 30 personas y sus respectivas mascotas. Cada una de las parejas entraron en habitaciones separadas y fueron grabadas en cámara de vídeo durante 30 minutos.

Luego los científicos analizaron la orina de los perros y los humanos, y descubrieron que los niveles de oxitocina aumentaron en ambas especies. Además, comprobaron que cuanto más mira el perro a los ojos a su dueño, más afecto y apego siente, como ocurre entre los padres y los hijos.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente