El grupo de hackers liberó 28 gigabytes de archivos que obtuvo tras penetrar la seguridad informática de la institución. En un video, también calificó a Vladímir Putin dementiroso, dictador, criminal de guerra y asesino de niños”

El grupo de hackers internacional Anonymous ha publicado 28 gigabytes de documentos que, asegura, ha obtenido tras penetrar la seguridad informática del Banco Central de Rusia, junto con un video en el que advierte al presidente ruso, Vladímir Putin, de que todos sus secretos serán revelados.

“La filtración sobre el Banco Central de Rusia (28 gigabytes) ha sido publicada por Anonymous”, señala el grupo en Twitter, donde indica que ha distribuido los documentos en varios puntos de internet y que, si los enlaces son censurados, los compartirá con otros nuevos.

En un video, los hackers califican al presidente ruso de “mentiroso, dictador, criminal de guerra, asesino de niños”.

“Miles de civiles inocentes han sido asesinados por orden de Putin en Ucrania, cientos de miles se han visto desplazados, se han bombardeado hospitales, escuelas y refugios, niños han perdido sus familias y familias han perdido sus niños”, señalan.

“Vladímir Putin, ningún secreto está seguro, estamos en todos los lugares: en tu palacio, donde comes, en tu mesa, en tu dormitorio”, añadió un hacker con la típica máscara de Anonymous.

“Ahora compartimos miles de documentos pertenecientes al Banco Central de Rusia: acuerdos, correspondencia, transferencias de dinero, secretos comerciales de tus oligarcas, informes económicos que escondes del público, acuerdos comerciales que has firmado con otros países, declaraciones, información de tus simpatizantes registrados, tus videoconferencias y los programas que utilizas”, señala el grupo.

“Anonymous” había afirmado el jueves haberse infiltrado en el Banco Central de Rusia y amenazaba con liberar 35.000 archivos que incluyen “acuerdos secretos”.

El Banco Central Ruso es responsable de proteger y garantizar la seguridad del rublo, moneda cuyo valor se ha desplomado desde que comenzó la invasión de Ucrania el mes pasado.

El ataque ocurre en medio de la incertidumbre y especulación sobre el futuro de la actual directora del Banco Central de Rusia, Elvira Nabiullina, la cual recientemente subió un extraño video en el que reconoce que la economía rusa estaba en una situación “extrema”.

“A todos nos hubiera gustado mucho que esto no hubiera ocurrido”, dijo Nabiullina en su publicación.

Pero Vladimir Putin pidió esta semana al parlamento que la nominara para otro mandato, aparentemente desbaratando los rumores de que podría renunciar en protesta por la guerra.

A principios de esta semana, Anonymous advirtió a las empresas occidentales que continúan operando en Rusia que deben retirarse o correr el riesgo de enfrentar ataques cibernéticos a la luz de la invasión de Ucrania.

El colectivo es responsable de varios ataques a medios de comunicación y sitios web gubernamentales controlados por el estado ruso en los que intercambió a la fuerza la programación dirigida por el Kremlin por videos del derramamiento de sangre sobre el terreno en Ucrania y declaraciones contra la guerra.

Anonymous también ha llevado a cabo redadas cibernéticas en organizaciones como el regulador de medios ruso Roskomnadzor y el servicio de inteligencia y seguridad ruso FSB, filtrando miles de documentos clasificados para exponer los detalles de los planes de Putin para conquistar Ucrania y socavar la campaña de propaganda interna del Kremlin.

Pero ahora, los hacktivistas están dirigiendo su atención a las grandes corporaciones que aún no han suspendido sus operaciones en Rusia en medio de la guerra.