Es inevitable en esta época pensar que tenemos que adaptarnos a una nueva normalidad y que lo sucedido en estos meses nos deja lecciones tanto personales como profesionales muy importantes. Pero sobre todo, a muchos nos ha hecho caer en cuenta de la importancia de ser previsores, de pensar en el futuro y no solo vivir el día a día.

Y es que este virus desaparecerá o conviviremos con él pero la realidad en la que estamos será nuestro nuevo desafío.

“Económicamente hablando esta pandemia nos ha dejado lecciones esenciales: que la crisis se volvió un acelerador del proceso de transformación digital que va a impactar en la forma como trabajamos, vivimos, compramos, transamos e interactuamos con demás. Que nuestro entorno es cada vez más impredecible y rápidamente pueden cambiar las circunstancias y generar profundos efectos económicos y sociales. Que la salud y el cuidado personal están por encima de los intereses monetarios, pero que los efectos económicos de una pandemia pueden ser gigantescos, entre otros. Pero, sobre todo, nos ha enseñado que debemos ser previsores y estar preparados para cualquier situación, tan inesperada como la del COVID-19” afirma Juan David Director de la Inmobiliaria El Sol.

A muchos el confinamiento los sorprendió sin un buen ahorro, sin ese salvavidas que les pudo servir de ayuda estos meses. “Pero puedes empezar desde ya a ahorrar y no dejar que se vuelva a repetir lo mismo” apunta Fabio Chavarro, presidente JURISCOOP. Por ejemplo guarda lo que antes gastabas en transporte, restaurantes, ocio,  viajes, ropa y otros bienes que a día de hoy no son esenciales.

“Lo ideal siempre ha sido poder fijar un ahorro mensual, mínimo del 10% del sueldo o ingreso que recibimos y guardar esa plata antes de pagar los demás gastos y no al final, porque seguramente surgirán gastos de última hora, imprevistos y si no hemos guardado el dinero, lo gastaremos y sacrificaremos el ahorro de ese mes” dice el Dr. Chavarro.

Está claro que esta situación es especial pero si eres uno de los afortunados que mantuvo su trabajo y su sueldo estable, debes conocer todas las opciones que te ofrece el mercado financiero para poder ahorrar o invertir de manera adecuada y que te sirva como salvavidas en cualquier momento.

Estos son los productos más destacados para ahorrar:

-Cuenta de ahorro: Este tipo de cuenta es una opción de ahorro si deseas tener tu dinero seguro y poder disponer de él en cualquier momento, para imprevistos. Con ella obtendrás una rentabilidad por intereses sobre el saldo de tu cuenta. “No tiene restricciones, podrás consignar y retirar plata en el momento que quieras y el monto que desees. Es una cuenta muy útil para tener dinero en caso de imprevistos y para la disponibilidad de efectivo que permita aprovechar oportunidades de negocios o inversiones” declara Fabio Chavarro.

-Ahorro programado: Si tienes un plan para adquirir un activo, vivir una experiencia o hacer una inversión puedes pensar en abrir un ahorro programado, ya que ahorrar con un fin es más efectivo que cuando no tenemos un objetivo claro, porque nos esforzaremos por conseguir ese anhelo. Es por esto que con este producto podrás ingresar plata todos los meses destinada al ahorro para alcanzar tu propósito. Estos ahorros generan intereses, durante el tiempo acordado con la entidad financiera y podrás disponer de la plata, más los intereses, cuando finalice el plazo acordado. “La ventaja del ahorro programado es que puedes autorizar que te descuenten automáticamente de tu nómina o de tu cuenta de ahorro el monto que quieres ahorrar para poder cumplir tu objetivo. De esta manera nunca vas a olvidar hacer este ingreso o gastar el dinero en otra cosa” resalta el señor Chavarro.

-CDT (Certificado depósito a término): Si estás pensando a largo plazo, en tu futuro y quieres invertir para tener una renta o ingreso adicional, este es uno de los productos financieros más populares, el cual te permite hacerlo de una manera fácil y segura. Aquí puedes depositar una cantidad de dinero a plazo fijo, 60, 90, 180 días, un año, 2, 3 o 5 años, o el plazo que desees. “Estos fondos solo se pueden retirar una vez vence la duración establecida, en el que el dueño del CDT recibirá el monto invertido más los intereses generados durante este tiempo. También puede pactarse el pago de intereses mensuales. Normalmente, a mayor monto y plazo, la tasa de interés es mayor. Es una herramienta útil para tener como inversión que genera ingresos o renta por intereses, es decir que el dinero trabaje para ti” comenta el señor Chavarro.

Si por el contrario tu economía se vio muy afectada, empieza a organizar tus finanzas, realizando un presupuesto, para ver tus ingresos y gastos; toma decisiones de qué cosas son esenciales y de cuáles puedes prescindir por el momento y ajusta tu capacidad de pago a las nuevas circunstancias.