Aunque Argentina ya tenía la tasa de interés más alta del mundo después de que se decidiera aumentar al 40% en el pasado mes de mayo. Ahora, se encuentra en medio de una grave crisis económica y es por lo que, el Banco Central argentino (BCRA) la incrementó hasta el 60%.

El sorprendente aumento fue anunciado este jueves el gobierno de Mauricio Macri quien busca lo mismo que en el pasado mes de mayo, cuando empezó la inminente caída del peso el cual ha perdido en el último año más del 50% de su valor frente al dólar.
Mauricio Macri explica que la idea es que la gente pare de comprar dólares o gaste sus pesos antes de que pierdan valor por la enorme inflación, que ya ha alcanzado una cifra interanual del 31%. Y de esta manera los incentiva a invertir en pesos.
La tasa de referencia establecida por el BCRA significa que, por cada peso invertido en un instrumento en moneda local, al cabo de un año el inversor recibirá 1.6 pesos, es decir un 60% más. De esta manera los economistas del gobierno creen que se podrá combatir al mismo tiempo dos problemas: se frenará el aumento del dólar y se reducirá la inflación, que aumenta con el consumo.

Sin embargo, numerosas son las voces que se han elevado para criticar la estrategia oficial, que en el corto plazo no ha servido para detener el dólar, que este jueves alcanzó un nuevo valor récord de cerca de 40 pesos y marcó la peor depreciación de moneda del día en todo el mundo.

debilitamiento del peso argentino
Fuente: Bloomberg, última actualización 30/08/2018

El presidente de la empresa de automóviles Fiat, Cristiano Rattazzi, quien es uno de los empresarios más reconocidos de Argentina, consideró que “la tasa al 60% es un disparate”. Y muchos de sus colegas coincidieron.

En las declaraciones al canal de noticias TN, el dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA) José Urtubey, dijo que Los cambios bruscos quitan certidumbre, se ve una gran improvisación”, criticando fuertemente las acciones tomadas por parte del gobierno. Sumándose a las declaraciones, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina dijo “No nos gustan las variaciones tan bruscas de las variables macroeconómicas, especialmente de la tasa, que tiene un impacto muy directo en nuestro sector”.

Los más afectados por el aumento de la tasa de interés son aquellos empresarios de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) quienes demuestran una mayor preocupación. Porque, así como el inversor en pesos recibe un 60% de ganancias, ellos, que muchas veces dependen de los créditos, son la otra cara de la moneda: por cada préstamo que piden ahora tienen que pagar una tasa del 60%, algo insostenible para muchos.

A pesar de las fuertes críticas y la preocupación, este jueves el gobierno anunció que mantendrá firme su rumbo económico. “No estamos ante un fracaso económico. Hay una transformación y en esa transformación hay momentos más difíciles y momentos en los que parece que la cosa va más fácil”, señaló en conferencia de prensa el jefe de gabinete, Marcos Peña, mano derecha de Macri.

Fue el propio presidente quien había anunciado un día antes que, el gobierno adelantaría gran parte de un préstamo de US$50.000 millones que sería otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), con el fin de garantizar las cuentas de 2019 y traer tranquilidad al mercado. Pero su anuncio obviamente no funcionó pues lejos de calmar la corrida del dólar la pronunció.

El funcionario aseguró y reafirmó diciendo que la tormenta pasará y Argentina “saldrá fortalecida de esta crisis”. Aunque el mercado no parece empatizar con dicho pronostico.