Unidades de la Fuerza Naval del Caribe por tierra, mar y aire se encuentran disponibles para efectuar los apoyos que requieran las poblaciones de los departamentos de Atlántico, Bolívar, La Guajira Magdalena, San Andrés y Providencia y Sucre, principalmente, comunidades que enfrentan el impacto generado por las fuertes lluvias que durante esta temporada, generan una influencia directa sobre la zona norte del país.

De ese modo, la Institución Naval participa activamente en los Puestos de Mando Unificados y Comités de Gestión del Riesgo en las diferentes ciudades, con el fin de articular esfuerzos y capacidades humanas y logística para la atención de desastres.

Así mismo, en la ciudad de Cartagena, la Armada de Colombia a través de la Fuerza Naval del Caribe cuenta con personal calificado para ejecutar las acciones que permitan mitigar las fuertes inundaciones que han afectado la zona suroriental y centro histórico de la ciudad, principalmente.

De igual manera, ha puesto a disposición de las autoridades distritales motobombas, automotores entre ellos Patrullas Logísticas de Combate del Batallón de Movilidad No. 1, equipos de extracción de elementos, recuperación de bienes y rescate de personas, así como mas de 200 hombres quienes de manera coordinada con las autoridades, efectúan el seguimiento de la situación a causa de las fuertes lluvias.

Por su parte, en el departamento Archipiélago, el Comando Específico de San Andrés y Providencia, mantiene las alertas frente a los riesgos y dispuso el despliegue de unidades para el control y verificación de las áreas de playa.

Los Buques y tripulaciones con que cuenta la Armada de Colombia en el Caribe, así como sus unidades Aeronavales, Cuerpo de Guardacostas del Caribe y Flotillas de Superficie y Submarinos, priorizan sus maniobras y entrenamientos en el marco de la atención de desastres y ayuda humanitaria, ratificando sus capacidades al servicio de la Seguridad, Defensa y bienestar integral los habitantes del Caribe colombiano.

La Armada de Colombia a través de la articulación de esfuerzos intersectoriales ha fortalecido la integración de recursos de las Fuerzas Militares, actores preponderantes en la atención de emergencias, con el fin de garantizar una respuesta oportuna ante los efectos adversos provocados por condiciones climáticas en el Caribe colombiano.